martes, 30 de abril de 2013

Bizcocho húmedo de apfelstrudle




Esta receta la vio mi hermana en "Directo al Paladar" y la ha hecho al pie de la letra. El resultado ha sido un acierto, como todo lo que nos cuentan en este blog.

Mi hermana es una magnífica cocinera, espero que se anime a escribir algún día alguna receta de las comidas que hace. Parece que a todos los hermanos nos gusta la cocina, tenemos una magnífica maestra, a parte de una red de blogs espectaculares a los que estamos las dos enganchadas.

Ha sacado en la sobremesa este bizcocho para tomar café y no ha quedado nada.

Espero que os animéis a hacerla y nos contéis si os ha gustado.


Ingredientes 

Para el relleno de apfelstrudle 
  • 1 manzana, 15 pasas, 2 cucharadas de azúcar blanco y 1/2 de azúcar vainillado, 1/2 cucharada de canela, 2 cucharadas de pan rallado, 25 gr de mantequilla, un chorreón de ron
Para el resto del bizcocho 
  • 2 huevos, 1 yogur natural, 75 gr de harina, 3 cucharadas de azúcar, 4 nueces, 100 ml de leche y una cucharadita de postre de levadura química o impulsor

Elaboración


Comenzamos dejando en remojo las pasas con el ron y dorando el pan rallado en una sartén con la mantequilla. Luego mezclaremos todos los ingredientes en un bol donde dejaremos que maceren durante 1 hora para que se intensifiquen los sabores.

Para hacer nuestro bizcocho húmedo, batimos los 2 huevos con el yogur y el azúcar hasta hacer una crema ligera y homogénea. Añadimos la harina, la levadura y las nueces, y cuando todo esté bien integrado, añadimos el contenido del bol de las manzanas, pasas y demás ingredientes del relleno.

Una vez mezclado todo lo volcamos sobre un molde para flan. Horneamos a 180º durante unos 15 minutos o hasta que la superficie del bizcocho húmedo esté con un color dorado.

Ahora solo falta partir en porciones y comérselo. ¡Qué aproveche!


Fuente de inspiración | Directo al Paladar

domingo, 28 de abril de 2013

Las galletas de Carmen Cabot



Sueño con el sabor de estas galletas desde que era niña. Nos las preparaba la madre de mi amiga Cristina, y he pensado muchas veces en hacerlas, pero no sabía exactamente cómo se hacían. Y por fin he conseguido la receta. Estoy más contenta que una niña con zapatos nuevos.

Al probarlas es como si hubiera vuelto a la infancia, qué buenos recuerdos. Gracias Carmen.


Ingredientes


Para el relleno
  • 1 sobre de preparado para flan de la marca Potax, 5 cucharadas de azúcar, 1/2 l. de leche, cáscara de limón y 1 rama de canela.
Para el rebozado
  • 1 paquete de galletas (tipo Marbú dorada), aceite de girasol, 2 huevos, azúcar y canela en polvo


Elaboración

Comenzamos preparando el relleno. Para ello seguiremos la instrucciones de preparación de flan que nos indica el fabricante, tal y como viene en el paquete (según nos indica Carmen, debe ser de la marca Potax).

De 1/2 litro de leche, separamos medio vaso de leche (100 ml), disolvemos el contenido del sobre y reservamos. El resto la calentamos en un cazo con 5 cucharadas de azúcar, la cáscara de limón y el palo de canela.

Cuando la leche hierva, retiramos del fuego, vertemos el contenido del vaso que teníamos reservado con el preparado de flan y removemos constantemente.

Volvemos a calentar a fuego medio hasta que hierva, removiendo continua y rápidamente con una cuchara o varilla y dejamos hervir durante 1 minuto sin parar de remover.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar. 

Cuando haya enfriado comenzamos con el proceso de rebozado. Ponemos a calentar abundante aceite de girasol en una sartén. Y mientras batimos los huevos y reservamos.

Cuando el aceite esté caliente, vamos rellenando las galletas con bastante cantidad de flan. Es decir, ponemos flan sobre una galleta y sellamos con otra encima. Pasamos por huevo batido, freímos por un lado y cuando esté dorada le damos la vuelta y hacemos por el otro lado. Pasamos a un papel absorbente y emborrizamos rápidamente en azúcar y canela, que hemos mezclado previamente.

Ya tenemos nuestra primera galleta, ahora hay que completar el paquete entero. Ánimo.

El proceso es sencillo, solo hace falta un poco de paciencia y mucho cariño.  Seguro que cuando las probéis estaréis deseando hacer más de nuevo.

Espero que os haya gustado la receta. Que las disfrutéis...


Consejo

  • Cuidado con el aceite, porque salta bastante. Os recomiendo que os pongáis un delantal. 


sábado, 27 de abril de 2013

Ensalada de arroz, atún y guisantes




El arroz es un cereal que no puede faltar en nuestra dieta, además de sus propiedades nutritivas, posee la ventaja de tener un precio bastante económico. A mi me gusta en casi todas sus modalidades, en paella, ensaladas, incluso en postres, como el arroz con leche.

Esta ensalada se hace en un momento y es un plato bastante completo, que además podemos tener preparado con antelación.


Ingredientes (para 2 personas)


  • 1 bolsita de arroz basmati, 2 vasos y medio de agua, 2  huevos, 100 g de guisantes, 2 latas de atún en aceite, 1 lata de maíz  vinagre de manzana, sal, orégano y aceite de oliva.  

Elaboración


Lo primero que debemos hacer es, por un lado poner a cocer los huevos. Para ello debemos verter agua en un cazo, la cantidad suficiente para cubrir los huevos junto una cucharadita de sal. Ponemos el cazo a calentar, y una vez que el agua esté hirviendo, introducimos los huevos, con cuidado de que no se rompa la cascara (nos ayudamos de una cuchara para no quemarnos). Los dejamos unos 10-12 minutos hirviendo.

Cuando terminen de hervir, los pasamos directamente bajo agua fría, los pelamos, los cortamos en taquitos y reservamos.

Por otro lado cocemos el arroz, tal y como indica el paquete. En este caso introducimos la bolsita en un recipiente con agua hirviendo (2 vasos y 1/2 por bolsita). Añadimos sal al gusto y una cucharadita de aceite o mantequilla. Dejamos hervir durante 12 minutos y retiramos la bolsita del recipiente ayudándonos con unas pinzas o un tenedor.

Enfriamos el arroz, poniendo la bolsita debajo del grifo, y dejamos escurrir el agua que contiene. Abrimos la bolsita con una tijera y lo ponemos en la fuente que vamos a preparar la ensalada.

Ahora que tenemos la base, vamos añadiendo el resto de los ingredientes, atún, maíz, guisantes y los huevos.

Ya solo falta aliñar. Para ello, espolvoreamos con un poco de sal y orégano, añadimos un poco de vinagre de manzana y por último un chorrito de aceite de oliva de vuestra zona.

Espero que os haya gustado.


Consejos


  • Cuando estés cociendo los huevos, añade unas gotitas de vinagre para que se desprenda mejor la cáscara al pelarlos. Y cuando se terminen de cocer, pásalos rápidamente debajo del grifo con agua fría, de esta forma será mucho más sencillo que la cáscara se desprenda del huevo. 
  • Aquí os dejo un divertido vídeo de cómo pelar un huevo.


Sopa de remolacha



Esto es lo que se llama aprovechar los recursos. De la receta que hicimos de la crema de remolacha nos  sobró bastante caldo, que hemos tomado como caldo de verduras. Un acierto haberlo guardado, porque está riquísimo.


Ingredientes

  • 500 g de remolacha, 150 g de col, 2 zanahorias, 1 puerro, 1 patata, 1 pimiento verde italiano, 1 tomate maduro, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, agua y sal.

Elaboración


Lavamos bien las verduras y las pelamos. Picamos la remolacha, la col, las zanahorias, el puerro y el pimiento. Cortamos la patata en 'taquitos'. 

Una vez que tenemos todas las verduras preparadas, rehogamos los ingredientes en una cacerola con el aceite a fuego suave durante 10-15 minutos. A continuación añadimos 6 vasos de agua, el tomate pelado y picado y un poco de sal.

Dejamos cocer la mezcla con la tapadera durante 1 hora (en olla express 10 minutos).

Cuando termine, colamos el caldo y ya tenemos nuestra sopa.



Consejos

  • Puedes añadirle a la sopa un huevo escalfado y tendrás un primer plato completo. 
  • Con las verduras puedes hacer un puré o crema.



miércoles, 24 de abril de 2013

Ensalada de fresas, mandarinas y brotes tiernos



Me encantan las ensaladas, y ahora que empiezan a subir las temperaturas es lo que más apetece, algo fresquito y rápido que contrarreste el calor. Cuando hablamos de ensalada no tiene que ser necesariamente lechuga y tomate, no, puede ser de cualquier cosa, pasta, patatas, frutas, verduras, legumbres, etc...Tenemos un abanico infinito de posibilidades.

Las ensaladas no tienen por qué ser complicadas de elaborar, basta con dos o tres ingredientes que sean de temporada y frescos. Los mezclamos y aderezamos con cualquier salsa o vinagreta.

Podemos tomarlas como plato único, como entrante o como guarnición.


Ingredientes (4 personas)


  • 250 gr de fresas, 2-3 mandarinas, 1 bolsa de ensalada brotes tiernos, semillas de sésamo o ajonjolí, crema de vinagre de módena, aceite y sal.

Elaboración


Ponemos una cama de ensalada de brotes tiernos. Abrimos la naranja y separamos los gajos, los ponemos sobre los brotes. Por último, lavamos las fresas y escurrimos bien. Le quitamos la parte verde y cortamos en dos o tres trozos en rodajas, y las ponemos sobre las mandarinas. 

Por último añadimos unas semillas de ajonjolí a nuestro gusto, un poco de sal, un chorrito de aceite y terminamos con un hilo de crema de vinagre balsámico.

Os aseguro que el contraste de sabores es espectacular. Ya me contaréis cuando la probéis. 


Consejo

  • Acompañar con una copa de vino blanco muy frío. 

martes, 23 de abril de 2013

Tortilla francesa rellena de queso



Últimamente intento cuidarme en las cenas, porque todavía no he conseguido soltar los kilos de más que he ido acumulando en Navidad y Semana Santa. Así que aquí os dejo esta receta para una cena ligera, rica en proteínas. 

Esta receta va dirigida especialmente a aquellos que estáis empezando a hacer vuestros primeros pinitos en la cocina, y a los que os estáis preparando para la operación bikini de cara al verano.


Ingredientes (por persona)

  • 2 huevos, 2 tranchetes de queso, 1 cucharadita de aceite de oliva y sal. 

Elaboración


Cascamos los huevos en un cuenco o plato hondo y batimos enérgicamente con la ayuda de un tenedor.

Calentamos la sartén a fuego medio y añadimos una cucharadita de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, echamos el batido de huevos y bajamos la temperatura. Dejamos que cuaje la parte de abajo de la tortilla, le damos la vuelta con la ayuda de una espátula, con mimo y cuidado para que no se rompa. 

Cubrimos con los tranchetes la mitad de la tortilla y doblamos con la otra mitad para cubrir la parte del queso. Le damos una vuelta más para que le de tiempo al queso de fundirse y listo.


Consejos


  • Puedes rellenarla de cualquier queso que te guste.
  • Si no quieres tomar tanto huevo, puedes ponerle un solo huevo y añadirle un poco de leche al batirlo para que tenga más volumen la tortilla. 


Empanada de sardinas




Una vez más la suerte estaba de mi lado, la casualidad de haber comprado sardinas y encontrarme esta receta en uno de mis blogs favoritos, "Cogollos de agua".

Me encanta la empanada, pero normalmente suelo hacer la típica de bonito, que por cierto me sale riquísima. Pero esta receta me pareció muy original. Seguro que la vuelvo a hacer.

La masa la elaboré igual que siempre, con la receta de thermomix, y el relleno también lo he adaptado un poco a mi forma de hacerlo, pero los ingredientes son los mismos que la receta original.


Ingredientes


Para la masa
  • 50 g de agua, 50 g de aceite de oliva virgen extra, 50 g de vino blanco, 30 g de levadura, 1 pellizco de azúcar , 1 huevo, 50 g de mantequilla o manteca de cerdo, 1 cucharadita de sal y 450 g de harina aproximadamente.
Para el relleno
  • 500 g de sardinas, 400 g de cebollas, 300 g de pimientos verdes, 50 g de tomate frito, 10 pimientos del piquillo, 100 ml de aceite de oliva y sal. 



Elaboración 


Primero preparamos el relleno. 

Cortamos la cebolla y el pimiento en juliana y lo añadimos al vaso de la thermomix. Programamos 20 minutos, temperatura varoma, velicidad 1. Cuando termine, sacamos a un recipiente, reservamos y dejamos enfriar.

Limpiamos las sardinas y reservamos también.

A continuación hacemos la masa. 

Para hacer la masa, ponemos los líquidos en el vaso y programamos 1 minuto, 37º, velocidad 1. Añadimos la levadura prensada y el azúcar y programamos 3 segundos en velocidad 4.

A continuación, agregamos los ingredientes restantes, mezclamos 15 segundos en velocidad 6 y después programamos 2 minutos en velocidad Espiga, hasta que la masa quede homogénea. Si ésta queda demasiado pesada, añadimos un poquito de agua o vino. Si estuviese demasiado pegajosa, incorporamos un poco más de harina.


Ponemos a calentar el horno a 200º.

Seguidamente, dividimos la masa en dos. La estiramos muy fina con el rodillo y forramos con ella un molde.


Comenzamos a rellenarla, poniendo primero el tomate, la cebolla y el pimiento verde. Sobre esta capa, ponemos las sardinas limpias y abiertas, y por último ponemos los pimientos del piquillo en tiras, y lo regamos todo con un poquito de aceite de oliva, para que no se quede muy seco el relleno. 

Por último, cubrimos con la masa restante. Pinchamos y barnizamos la superficie con huevo batido y la adornamos al gusto.

Ya podemos introducirla en el horno durante 30 minutos aproximadamente o hasta que veamos que está bien dorada. 


Consejos


  • Si no tienes thermomix, puedes hacerla con la receta original del blog Cogollos de agua, que se hace de forma manual.
  • Puedes tomarla caliente en el momento, tibia o templada, estará rica de todas las formas.
  • Si no hay sardinas, puedes poner boquerones, que son parecidos. 
  • Un trozo de empanada, acompañado de una buena ensalada serán una comida bastante completa. 

Fuente de inspiración | Cogollos de agua


domingo, 21 de abril de 2013

Crema de remolacha con yogur




Parece que la remolacha se ha puesto de moda, porque antes se encontraba fácilmente en las fruterías , pero desde que los deportistas han descubierto sus propiedades regeneradoras se agotan enseguida y hay que pedirla por encargo.

Según nos cuentan en SportLife, la remolacha aumenta la absorción de oxígeno en sangre hasta un 400%. Contiene altas cantidades de fibra, ácido fólico, potasio, manganeso y algo de hierro y vitamina C. Las propiedades más medicinales de la remolacha se deben a que contiene una sustancia llamada betaína, detoxificadora, regeneradora y protectora para el hígado. Ayuda a eliminar las toxinas producidas después de un entrenamiento intenso. El color rojo está producido por una sustancia conocida como antocianina que reduce los efectos cancerígenos de algunos tipos de toxinas que pueden provocar tumores de hígado.


Ingredientes (para 4 personas)


  • 500 g de remolacha, 150 g de col, 2 zanahorias, 1 puerro, 1 patata, 1 pimiento verde italiano, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 tomate maduro, 2 yogures desnatados, sal, pimienta y una cucharadita de eneldo o albahaca

Elaboración

Lavamos bien las verduras y las pelalamos. Picamos la remolacha, la col, las zanahorias, el puerro y el pimiento. Cortamos la patata en 'taquitos'. 

Una vez que tenemos todas las verduras preparadas, rehogamos los ingredientes en una cacerola con el aceite a fuego suave durante 10-15 minutos. A continuación añadimos 6 vasos de agua, el tomate pelado y picado y un poco de sal. 

Dejamos cocer la mezcla con la tapadera durante 1 hora (en olla exprés 10 minutos). 

Cuando termine, escurrimos el agua y no la tiramos, la reservamos. Trituramos la verdura y vamos añadiendo el agua reservada poco a poco hasta que consigamos a textura deseada. A mi me gusta que no quede muy líquido. 

Aparte, bate el yogur con una cucharadita de eneldo molido. Pasa la sopa por la batidora. Sirve caliente añadiendo el yogur en el centro y adornando con eneldo.





Consejos

  • Si no tienes eneldo, puedes usar albahaca o cualquier otra especia que te guste. 
  • En la receta original, aparece apio en lugar de pimiento verde, puedes usar el que más te guste o la que tengas en casa. 
  • En verano, puedes tomarla fría. La puedes preparar el día anterior y tenerla lista solo para tomar. 


Fuente de inspiración | Sportlife

viernes, 19 de abril de 2013

Manzana asada con frambuesas y triángulos de leche condensada


En las visitas a la casa mi madre siempre tienes que pasar por un proceso antes de salir. Nunca puedes irte sin que te haga la famosa pregunta de: "¿Tienes que llevarte algo?". Eso significa que ha comprado algo rico y que si quieres llevarte un poco, y creedme si os digo que cuesta mucho decirle que no. En esta ocasión fueron unas frambuesas, que me vinieron estupendamente.

A la mañana siguiente, mientras desayunaba y leía el email, me había llegado un correo de la página de "Hogar útil", con una receta de Eva Arguiñano de unas galletas de hojaldre con leche condensada y manzanas con frambuesas que me dejó boquiabierta, porque tenía casi todos los ingredientes en casa y era una receta perfecta para estrenar la temporada de terraza.

Así aquí os dejo la receta y os animo a que la hagáis, porque es muy sencilla y está riquísima.


Ingredientes (para 4 personas)

  • 2 manzanas, 200 g de frambuesas, una placa de hojaldre, una nuez de mantequilla y leche condensada.


Elaboración

Primero abrimos el hojaldre, lo extendemos sin quitarlo del papel de hornear que trae, y lo pintamos de leche condensada con la ayuda de una brocha. Con un cuchillo vamos cortando triángulos homogéneos, basta con marcarlos bien con el cuchillo y ya está.

Lo introducimos en el horno a 170º de temperatura durante 12-15 minutos.

Mientras se hace el hojaldre vamos preparando las manzanas. Las cortamos transversalmente en dos trozos y le quitamos las pepitas del centro con un cuchillo. Ponemos la mantequilla en una sartén, y cuando se haya derretido ponemos sobre ella los 4 trozos de manzana a fuego medio.

Dejamos que se vayan haciendo, aproximadamente 7 minutos por cada lado.

Lavamos las frambuesas y las escurrimos bien. Y ya podemos sacar del horno nuestros triángulos de hojaldre.

Ya tenemos todo listo para montar nuestro plato.

Ponemos en el centro del plato la manzana asada, sobre ésta unas cuantas frambuesas, colocamos dos triángulos al lado de la manzana, y lo vamos regando todo con un poco de leche condensada.


Consejos


  • Puedes acompañar este plato con una copita de vino dulce moscatel, que le va estupendamente. O simplemente con un buen café. 
  • Os recomiendo que le deis a las recetas vuestro toque personal. Yo en esta ocasión, he modificado la pasta brisa por el hojaldre. 

Fuente de inspiración | Eva Arguiñano

miércoles, 17 de abril de 2013

Zumo de naranja ecológico


Una amiga me comentó que estaba empezando un negocio de productos ecológicos. Al principio pensaba que no habría mucha diferencia entre una naranja normal de frutería y una de huerto ecológico, pues vaya si la hay.

Te aseguro que cuando pruebas un zumo de estas naranjas eres incapaz de beberte un zumo de una naranja común. El sabor es dulzón y no es necesario ni colarlo, porque está rico tal cual.

Las naranjas son ricas en vitamina A, B, G y, sobretodo, C. También son ricas en calcio, fósforo, hierro y magnesio. Por eso son muy recomendables para combatir resfriados y catarros. También he leído que es una buena aliada contra el estrés y la depresión.

Ahora que viene el buen tiempo creo que haré varios pedidos, porque podemos meter las naranjas en el frigorífico y hacernos un refrescante zumo natural en un momento.


martes, 16 de abril de 2013

Pizza boloñesa con verduras y setas



Anoche al llegar a casa percibí un olor a pizza que venía de la casa de algún vecino. Desde ese momento no me pude quitar de la cabeza el sabor de una pizza. Y no tuve más remedio que ponerme a hacer una.

A mediodía había hecho bastante salsa boloñesa para pasta, así que lo que sobró lo tenía guardado en el frigorífico. Yo creo que era una señal, ayer estaba predestinada a comer pizza sí o sí.

Normalmente la masa la hago con una receta que tengo de mi madre, pero esta vez seguí la receta que viene en el libro de la thermomix, Imprescindible para su cocina y la verdad es que salió bastante rica.


Ingredientes


- Para la masa (salen 2 pizzas)
  • 100 g de agua ,100 g de leche, 50 g de aceite de oliva, 20 g de levadura prensada fresca, 400 g harina (aproximadamente) y 1 cucharadita sal.
- Para el relleno
  • Salsa boloñesa (suficiente para cubrir toda la superficie), 1 cebolla, 1 pimiento, 6 tomates cherry, medo bote de setas en aceite de oliva, 100 g de queso mozzarella y orégano al gusto. 


Elaboración



  1. Vertemos en el vaso el agua, la leche, el aceite y la sal. Programamos 1 minuto,  37º, velocidad 4.
  1. Añadimos la levadura y mezclamos durante 5 segundos, velocidad 4.
  1. A continuación, incorporamos la harina, y mezclamos unos segundos en velocidad 4 y después programamos 30 segundos, vaso cerrado, velocidad Espiga.
  1. Ya podemos retirar la masa del vaso.
  1. Precalentamos el horno a 250º.
  1. Colocamos la masa en una bandeja de horno engrasada con aceite y la extendemos con un rodillo hasta que quede muy fina. 
  1. Ponemos sobre ésta los ingredientes elegidos y la metemos en el horno, programando la función de aire  y bajando la temperatura a 230º.
  1. Horneamos durante 10-12 minutos aproximadamente
La sacamos con cuidado del horno y a comer. 



Consejos


  • En la receta original, en los ingredientes, indica que pongas 200 g de agua, pero una amiga me recomendó que lo cambiara por 100 g de agua y 100 de leche. Así sale la masa más jugosa. Muchas gracias, Tere. 
  • Si eres capaz, déjala enfriar un poco o te quemarás el cielo de la boca y te dolerá durante unos cuantos días.




Fuente de inspiración | Thermomix




domingo, 14 de abril de 2013

Revuelto de acelgas y setas



De vez en cuando hay que cuidarse, no todo van a ser dulces y platos hipercalóricos. Nuestro estómago debe enterarse de que también existe el verde.

Así que aquí os dejo esta receta de revuelto de acelgas, con setas, ajos y huevos. La podéis preparar para una cena ligera.


Ingredientes (para 2 personas)

  • 1 cebolla, 1 manojo de acelgas, 200 g de setas ostra, 2 ajos, 3 huevos, sal, aceite y pimienta. 

Elaboración

Echamos un chorrito de aceite a la sartén. Cortamos la cebolla en juliana, y la ponemos a pochar. Añadimos las acelgas, que previamente hemos lavado y cortado en trozos grandes. No os asustéis si parece mucha cantidad, que las acelgas una vez cocinadas se quedan en nada. 

Las setas las cortaremos en tiras de 1 centímetro aproximadamente y las añadimos también. Le echamos un poquito de sal y dejamos que se vaya haciendo todo a fuego medio.

Cortamos los ajos en láminas muy finas y lo mezclamos con la preparación anterior.

Una vez cocinadas las verduras, batimos ligeramente los huevos y los añadimos. Dejamos que el huevo vaya cuajando a fuego muy lento. Vamos removiendo de vez en cuando para que no se nos forme una tortilla.

Y ya está listo para comer.



sábado, 13 de abril de 2013

Huevos rotos con foie



Una amiga me trajo de su huerto unas patatas, cebollas y huevos ecológicos, y qué hacer mejor con todos estos ingredientes que unos buenos huevos rotos con foie. Un plato exquisito para el paladar, y un plato de 10 si lo acompañamos de un buen vino tinto.


Ingredientes
  • 1 cebolla, 4 patatas medianas, 3 huevos, aceite, sal y unas rodajas finas de foie de pato.


Elaboración


En una sartén ponemos aceite suficiente para cubrir todas las patatas. Y lo dejamos que se vaya calentando a fuego medio. 

Mientras, vamos pelando las patatas, las lavamos y las cortamos en rodajas finitas. Cortamos también la cebolla, muy fina, ya que no queremos que se note, solo que de algo de sabor. 

Cuando el aceite esté caliente, vamos poniendo en la sartén, capas de patatas y cebolla, alternando, le echamos un poco de sal en cada capa y dejamos que se vayan haciendo. Las movemos de vez en cuando para que no se peguen ni quemen las del fondo.

Las patatas estarán hechas cuando al pincharlas estén  blandas, que eso será a los 25-30 minutos, aproximadamente, depende de la calidad de la patata.

Escurrimos bien las patatas y en ese aceite podemos freír los huevos, a fuego suave. La yema debe quedar líquida, y la clara bien hecha. 

Ahora ya podemos comenzar a emplatar.

Ponemos en el fondo del plato las patatas, unas rodajas de foie de pato, y encima los huevos fritos.

Una vez en la mesa, rompemos los huevos y lo mezclamos todo muy bien. 


Consejos


  • El foie lo puedes meter en el congelador un rato antes de cortarlo, para que cueste menos trabajo, porque una vez lo estemos manipulando se ablandará bastante. 
  • Corta las rodajas de foie con un cuchillo fino. Pasa el cuchillo antes por agua, y no lo seques. Así también te será más fácil trabajar con él. 







miércoles, 10 de abril de 2013

Lasaña a la boloñesa, sin bechamel


Había que cenar algo de pasta porque el atleta de la familia tenía una gran carrera a la mañana siguiente, así que había que darle un empujoncito de ánimos y de hidratos, y parece que funcionó bastante bien, porque pudo cumplir sus objetivos marcados. Así que nombraremos a la "Lasaña a la boloñesa, sin bechamel", como la cena oficial para el día antes de una carrera.

La verdad es que tengo que confesaros que esta lasaña no lleva bechamel porque cuando la hice, se me quedó muy líquida y no tenía más leche para hacerla de nuevo, pero fue todo un acierto porque la receta era para 6 personas y nos la comimos entre 4. La receta la vi en el libro oficial de la thermomix, Imprescindible para su cocina.


Ingredientes

  • 18 placas de lasaña , 100 g de queso rallado para gratinar, 130 g de zanahorias, 130 g de cebollas, 180 g de champiñones (yo usé setas de ostra), 50 g de apio o pimiento verde, 1 diente de ajo, 500 g de tomate triturado , natural o en conserva, 50 g de aceite de oliva virgen extra, 500 g  de carne picada (yo usé ternera)



Elaboración


Si utilizamos placas de lasaña que no necesitan cocción, las ponemos en remojo para que se ablanden. Después las escurrimos bien y las ponemos sobre papel de cocina absorbente. Si son de hervir, las cocemos y escurrimos de igual manera. Reserve.
  1. Ponemos en el vaso la zanahoria, la cebolla, los champiñones, el pimiento, el ajo y el tomate triturado. Programamos  15 segundos, velocidad 5. Con la espátula bajamos los restos de verduras de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.
    Añadimos el aceite y programamos 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
    Cuando acabe el tiempo programado, añadimos la carne picada (movemos bien con la espátula para que quede suelta), la sal y las especias, y programamos 15 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
    Si vemos que la salsa ha quedado un poco líquida, programamos 5 minutos más, a la misma temperatura y velocidad. Retiramos y reservamos.
  1. Precalentamos el horno a 180º
  1. Ponemos en una fuente una capa de placas de lasaña, cubrimos con parte de la salsa preparada, y vamos haciendo capas hasta terminar con una placas de lasaña.
Espolvoreamos con queso rallado (yo he usado mozzarella) y horneamos durante 15 minutos. Gratinamos a continuación hasta que esté dorada.



Consejos


  • Compra la carne directamente en la carnicería y que te la piquen en el momento. Las bandejas que se compran en los supermercados, ya preparadas, tienen muchos conservantes y colorantes.  
  • Si hay comensales a los que no les gusta el queso, usa mozzarela, que le da un poco de sabor, pero es muy suave y a penas notarán que lleva queso. 
  • Si no tienes thermomix también puedes hacer la receta en una cazuela. 



Fuente de inspiración | Thermomix


domingo, 7 de abril de 2013

Palmeritas de hojaldre y chocolate



Esta receta la vi en el blog Mi Blog de Pintxos, y no dudé ni un momento en ir al supermercado a por los ingredientes. Es bastante fácil, y las palmeritas están riquísimas, pero ten cuidado, porque son un vicio y cuesta parar de comerlas.


Ingredientes

  • Una placa de hojaldre fresco (rectangular a ser posible), 1/2 tableta de chocolate de cobertura, una nuez de mantequilla y azúcar blanquilla. 


Elaboración

Lo primero que debemos hacer es extender el rollo de hojaldre en una superficie en la que habremos espolvoreado azúcar generosamente. En la superficie del hojaldre espolvorear también bastante azúcar. Pasar un rodillo por encima con suavidad para que el azúcar quede bien impregnado. 

Ahora doblamos cada borde hacia el eje central de la placa de hojaldre de manera que los dos bordes se junten. Volvemos a doblar cada lado hacia adentro dos veces más y alguna más si fuera posible. 


Con un cuchillo iremos cortando "lonchas" de entre 0,5 y 1 cm. Vamos colocando las palmeritas en una bandeja de horno papel sulfurizado. Debemos dejar un buen espacio entre unas y otras porque aumentan bastante de volumen.


Las introducimos en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo unos 15-20 minutos. A los 10 minutos les daremos la vuelta para que se doren por los dos lados.


Mientras están en el horno fundimos la cobertura de chocolate en golpes cortos de microondas, añadiendo la mantequilla al final para aportar brillo. Reservar en un cuenco con agua caliente para que no se nos solidifique.


Sacamos las palmeritas a una rejilla y las dejamos enfriar.


Por últimos, bañamos uno de los lados de la palmerita en el chocolate y las dejamos todas enfriar sobre un papel vegetal.



Consejos
  • Cuidado cuando estés fundiendo el chocolate, porque se puede quemar y lo tendrás que tirar, así que ten paciencia y ve dando un golpe de calor, lo mueves y lo vuelves a introducir en el microondas, así las veces que sea necesario, pero no más de 30 segundos en cada vez. 
  • Cuando estén frías, si sobra alguna, guárdalas en una lata con papel sulfurizado. 






Fuente de inspiración | Mi blog de Pintxos

jueves, 4 de abril de 2013

Arroz negro con hongos y nata






Hacía tiempo que había comprado arroz negro ecológico, y la verdad es que no había tenido tiempo de prepararlo, ya que necesita mucho tiempo de cocción. Pero el otro día, saqué un hueco y se me ocurrió esta receta, que además es bastante nutritiva y completa.


Ingredientes (para 4 personas)


  • 350 g de arroz negro ecológico, 1 cebolla, 100 g de hongos en aceite de oliva, 200 g de nata, 1l de agua, aceite, sal y perejil.. 

Elaboración


Ponemos en una cacerola agua con sal. Cuando comience a hervir añadimos el arroz y lo dejamos cocer durante 50 minutos. 

Mientras se hace el arroz, cortamos la cebolla finamente y la dejamos pochar. Cuando la cebolla esté blanda le añadimos los hongos, que hemos cortado previamente en trozos pequeños, y dejamos hacer durante 10 minutos a fuego lento. 

Cuando el arroz haya terminado, lo escurrimos bien y lo volvemos a echar en la cacerola, le añadimos la cebolla con los hongos, mezclamos y le añadimos la nata. Dejamos a fuego lento durante 5 minutos para que la nata y el arroz tomen el aroma de los hongos.

Para terminar, ponemos el arroz en los platos y decoramos con perejil picado. 





miércoles, 3 de abril de 2013

Atún con "porra antequerana" y aceite de perejil



Navegando por la "gastro-red", vi en el blog Directo al Paladar una receta de "Tataki de atún con salmorejo" y aprovechando que tenía unos buenos lomos de atún rojo en el frigorífico, me puse manos a la obra. Claro que, siendo de Antequera, no pude evitar cambiar el salmorejo por la "porra antequerana".

El plato queda espectacular a la vista y es una composición bastante sencilla de hacer. Recomiendo esta receta si queréis sorprender a vuestros comensales y no disponéis de mucho tiempo para cocinar. Además es una estupenda receta de aprovechamiento, ya que puedes utilizar la "porra" que te haya quedado del día anterior.


Ingredientes (4 personas)


  • 2 lomos de atún, 1kg de tomates maduros, 1 diente de ajo, 1 trozo de pimiento verde, 1 bollo de pan del día anterior, 20 g de vinagre de manzana, 150 g aceite y perejil picado. 

Elaboración


Comenzamos haciendo la "porra antequerana", para ello, vamos a usar la thermomix, pero también puede hacerse con cualquier batidora de andar por casa.

Ponemos todos los ingredientes en el vaso, menos el aceite, trituramos todo a velocidad progresiva 5-10, y dejamos unos 2 minutos a velocidad 10.

Ahora vamos añadiendo el aceite por el bocal, poco a poco, con la máquina en marcha, a velocidad 4 y terminamos subiendo a velocidad 6 durante 10 segundos. Ya la tenemos lista, reservamos.

Cortamos los trozos de atún en 4 porciones más o menos homogéneos, para que haya 2 porciones por comensal.

En una sartén muy caliente con poco aceite, colocamos los trozos y marcamos por todos los lados, queremos conseguir que quede crujiente por fuera y jugoso por dentro.

Para hacer el aceite verde, simplemente ponemos en un vaso medidor un poco de aceite y perejil picado y lo pasamos con la batidora unos segundos.

Ya lo tenemos todo listo para montar el plato. Primero ponemos en el centro de cada plato, la "porra" y lo rodeamos con el aceite de perejil, y por último colocamos dos trozos de atún por ración.

Debemos comerlo pronto, porque el atún se enfría rápido.


Fuente de inspiración | Directo al Paladar


martes, 2 de abril de 2013

Magdalenas rellenas de nutella y pepitas de chocolate


Hace un par de años me regalaron para mi cumpleaños un libro de Xavier Barriga, titulado Magdalenas. Creo que es uno de lo mejores regalos que me han hecho, porque me pierde este tipo de dulces. De todas las recetas que vienen saqué la idea de hacer estas Magdalenas rellenas de nutella y pepitas de chocolate, que no aparece en el libro, pero me gusta poner mi granito de creatividad en las recetas.


Ingredientes


  • 125 g de huevo, 175 g azúcar, 1 cucharada de azúcar avainillada, 60 ml de leche, 190 ml de aceite de oliva suave, 210 g de harina floja, 7 g de levadura química, una pizca de sal, 100 g de pepitas de chocolate y 60 g de nutella.

Elaboración 


Primero empezamos batiendo los huevos, el azúcar y el azúcar avainillado. Y sin parar de mover, vamos añadiendo la leche. A continuación vamos echando el aceite poco a poco.

Mezclamos a parte la harina con la levadura y la sal. Ahora ya podemos añadirle esta mezcla al preperado anterior, con la batidora en marcha lenta. 

Cuando tengamos una masa homogénea, batimos a velocidad rápida durante 2 ó 3 minutos.

Tapamos la masa con un paño y la dejamos reposar en la nevera durante  1 hora como mínimo. Pasado este tiempo, removemos enérgicamente la masa con la batidora.

Precalentamos el horno a 250 ºC.

Llenamos el fondo del molde con la masa, hasta 1 cm de capacidad. Añadimos sobre ésta una cucharadita de nutella, y terminamos de rellenar el molde hasta unas 3/4 partes de la capacidad del mismo. Por último, decoramos con unas pepitas de chocolate por encima.  

Horneamos las magdalenas a 210 ºC entre 14 y 16 minutos aproximadamente. Durante este tiempo puedes ir observando como va subiendo la masa, es muy divertido. 

Consejo: Cuando terminen de hacerse no abras el horno inmediatamente, apágalo y espera unos 15 minutos con el horno cerrado. Cuesta resistirse, porque el olor que desprende llama a abrir el horno corriendo y deleitar una maravillosa magdalena, pero la espera merecerá la pena. 

Puedes acompañar las magdalenas con un buen café para el desayuno, la merienda o como tentempié, cualquier excusa es buena. 



Fuente de inspiración | Xavier Barriga, La caja de las Magdalenas