miércoles, 28 de agosto de 2013

Pipirrana. Receta básica.


La pipirrana es una ensalada muy sencilla, que aprovechamos para tomarla fresquita en verano. La receta está hecha a base de hortalizas como tomate, cebolla, pimiento y pepino. Hay quien le añade también atún en conserva y huevo. También se le puede agregar algo de marisco como langostinos, pulpo, mejillones y/o berberechos, pero en este caso suelen llamarlo "salpicón de marisco". También se le puede añadir huevas de merluza. 

Nosotros hemos hecho una receta básica con los ingredientes que disponíamos. 


Ingredientes

  • 2-3 tomates maduros, 1 cebolla morada, 1 pepino, 2 pimientos verdes italianos, sal, aceite AOVE y vinagre al gusto. 

Elaboración


Cortamos la cebolla en cuadrados muy pequeños y lo añadimos a un bol. Pelamos el pepino y lo cortamos en trozos lo más homogéneos posibles. Limpiamos de pepitas el pimiento y también lo cortamos. Añadimos todos los ingredientes a un bol y los mezclamos. Reservamos. 

Por último abrimos el tomate y lo limpiamos de pepitas, lo cortamos en trozos similares al resto de las hortalizas y lo agregamos a la ensalada. 

Ya solo falta aliñar la ensalada al gusto, con un poco de sal, vinagre y aceite de oliva. 

Y si tienes  pan, puedes mojar el caldo sobrante. 

¡Que aproveche!


Consejos

  • Si no tienes cebolla morada ponle cebolla blanca o cebolleta, nosotros le hemos puesto la morada para darle más color. 
  • Mientras más pequeña y homogénea cortes las hortalizas más rica estará la pipirrana (Antz R.)
  • Si sobra algo de pipirrana guárdala en el frigorífico para el día siguiente y le añades una patata cocida a trozos verás qué rico está. 

Artículo escrito por | Ikiya
Relacionado con | Gastrofinde sevillano


domingo, 25 de agosto de 2013

Flores de sandía


A veces cuesta mucho que los peques de la casa coman fruta y tenemos que rompernos la cabeza. Pero con un poco de imaginación y un cortapastas podemos hacer que comer fruta sea algo divertido. 

Ingredientes 

  • 1 rueda de sandía, azúcar y colorante alimentario

Elaboración


Cortamos una rueda de sandía. Usamos un cortapastas con la forma que más nos guste y cortamos figuras con él. Las pinchamos en un palito y las disponemos donde más nos guste. En este caso tenía azúcar coloreada y la puse en la base de un vaso ancho. Las flores no duraron nada de nada.

Si quieres colorear azúcar sólo tienes que hacer azúcar glass con la thermomix o con un molinillo y añadir unas gotas de colorante. Movemos y esperamos una noche. Al día siguiente tendremos preciosos tarros de azúcar de colores que podemos usar para espolvorear sobre magdalenas, bizcochos...

Artículo escrito por | A. Ruiz


jueves, 22 de agosto de 2013

Pimientos verdes confitados



En la remesa del otro día también llegaron estos ricos pimientos y como este verano nos hemos propuesto hacer conservas ricas para que el invierno sea más llevadero y lleno de sabor pues me puse manos a la obra.

Ingredientes (para 400 g)

  • 400 gr de pimientos verdes, 200 gr de azúcar, 100 gr de vinagre, 50 gr de agua

Elaboración


Lavamos los pimientos y secamos bien. Después empujamos la cabeza del pimiento hacia el cuerpo y cuando se rompa la extraemos. Abrimos el pimiento y lo lavamos bajo el grifo para retirar las pepitas que hayan quedado. Si no queremos gastar mucha agua, como ya están limpios, podemos hacerlo con una servilleta.

Una vez limpios ponemos los pimientos en el vaso de la Thermomix y los troceamos 5 seg, vel 4. Añadimos el azúcar el vinagre y el agua y programamos 30 minutos temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara, quitando el cubilete y colocando el cestillo para que evapore.

Mientras se van haciendo los pimientos esterilizamos los botes como ya os expliqué en el post de la Mermelada de Tomates. Luego sólo queda envasar y decorar nuestros botes como más nos guste. No olvidéis poner siempre la fecha de elaboración de vuestras conservas.

Si no te gusta mucho el sabor del vinagre puedes usar uno suave de manzana o poner menos cantidad.


Consejo


  • Estos pimientos serán de gran utilidad para preparar entremeses rápidos y sabrosos: unas Tostas de Queso de untar y Pimientos Confitados o unas Tartaletas de Queso de Cabra y Pimientos Confitados. Ya os iremos enseñando algunas.


Artículo escrito por | Á. Ruiz

lunes, 19 de agosto de 2013

Ensaladilla rusa básica


Un plato clásico que no falla y que nos encanta es la ensaladilla rusa. Es muy socorrida y muy fácil de hacer, de hecho la receta me la dio mi suegra. La verdad es que en verano que apetece poco encender el horno, está genial tener un poco de ensaladilla en el frigorífico y tomarla bien fresquita. Y es que cuando sales del trabajo a las tres de la tarde con 40º C se agradece tener ya preparada la comida.

Hay multitud de variedades de ensaladilla, intentaremos ir poniendo más recetas para que tengáis más opciones de recetas fresquitas. Y a vosotros, ¿cómo os gusta la ensaladilla?


Ingredientes (para 4 personas)


  • 1,5 kg de patata, 4 zanahorias, 4 huevos, mayonesa y pimientos de piquillo para decorar

Elaboración


Bueno no tiene ninguna complicación la elaboración de esta receta, simplemente ponemos en una olla a cocer las patatas peladas y troceadas junto con la zanahoria y en unos 20 minutos estará listo. Escurre muy bien el agua y machaca un poco con el tenedor. Reservamos en el frigorífico. 

Por otro lado cocemos los huevos en agua con sal. Reservamos.

Cuando estén todos los ingredientes fríos, pelamos los huevos cocidos, y los cortamos en trocitos muy pequeñitos. Y se lo añadimos a la patata y zanahoria, mezclando muy bien, ya solo falta agregar la mayonesa y seguir mezclando.

Por último emplatamos con un aro metálico y decoramos con unas tiras de pimientos del piquillo.

Ya veis que es una receta muy sencilla, espero que os animéis a elaborarla.



Artículo escrito por | Ikiya

jueves, 15 de agosto de 2013

Helado de turrón blando casero


Bueno, esto de tener una heladera en casa es un lujazo y un vicio, no es por presumir, pero me ha salido un helado de turrón espectacular. Según nos cuenta Fifi, nuestra proveedora de frutos secos, el turrón es ahora cuando se hace para que los feriantes lo vendan en las ferias de los pueblos. Y yo que siempre había pensado que el turrón se empezaba a hacer para Navidad, pues me equivocaba. Por lo tanto ahora es cuando está más rico, recién hecho. 

El sabor de este helado me ha recordado a buenos momentos en familia. Cuando los helados eran aún artesanales, porque ahora se les nota (como a todo) que son industriales y no saben igual, sin embargo la receta que he elaborado tienen un sabor muy parecido a los helados de mi niñez. 

Esta receta la he encontrado en el blog de Recetas de Rechupete, a los cuál felicito, porque no he probado ningún helado tan rico como este, así que muchas gracias por compartir vuestras recetas con nosotros.

Ingredientes


  • 300 ml de leche aromatizada con limón y dos ramas de canela, 400 ml de nata para montar, 3 cucharadas de miel, 300 gr de turrón blando, 2 yemas de huevos grandes y un pellizco de sal

Elaboración


Lo primero de todo es preparar la leche aromatizada, para ello lavamos muy bien el limón y pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco que luego nos amargue el postre.

Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos la piel del limón y las ramas de canela. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos infusionando la leche. Reservamos.

A continuación comenzamos a preparar el helado. Podemos hacerlo con o sin heladera, el sabor es el mismo pero la textura distinta, la cremosidad es mayor con la heladera pero el sabor debe ser el mismo de las dos maneras. La base grasa de la leche entera impide la cristalización y al aportar la crema de leche o nata un 35% de materia grasa lograremos una textura extra cremosa.

Añadimos la nata líquida a la leche infusionada y calentamos a fuego bajo hasta que se temple.
Mientras separamos los huevos. Añadimos la miel a las yemas y batimos manualmente con unas varillas hasta que se quede como una crema. Partimos la mitad del turrón (una para la crema y otra para los tropezones) y cortamos en dados, los añadimos a la crema de leche-nata con las yemas, el azúcar y un pellizco de sal. Batimos todo muy bien hasta que los ingredientes estén bien integrados. Dejamos unos minutos a fuego lento y sin dejar de remover para que la crema se integre bien hasta que espese un poco (no debe llegar a hervir o se cortará).
Dejamos enfriar la crema de turrón completamente antes de meterla en un recipiente o tupper. Metemos toda la mezcla en la nevera. Debemos dejarla allí por lo menos tres horas antes de empezar a trabajar con ella.

- En heladera:

Si hacemos el helado con heladera tenemos que dejar la crema varias horas en la nevera y luego podremos mantecarlo. Mantecar es convertir la crema que tenemos en una especie de mantequilla donde debemos ir rompiendo los posibles cristales de hielo a través del movimiento e introduciendo aire a la mezcla, es el paso más importante para lograr nuestro objetivo: el helado cremoso. Introducimos el aire en la mezcla ya sea con el batido manual o con heladera.
Este método es mucho más fácil, sacamos la crema de la nevera y pasamos a la heladera que habremos tenido en el congelador durante 24 horas, y batimos la crema con la espátula de manera constante (así entra aire en la mezcla, con lo que los cristales son más pequeños y la mezcla más ligera). El proceso llevará de 15 a 30 minutos, dependiendo de la calidad de la heladera. Una vez que veamos que la crema empieza a mantecar añadimos los trozos de turrón que tenemos reservados para crear ricos tropezones en el helado. Si vemos que tarda en mantecar el truco es mantecar durante 15 minutos, volver a meter en el congelador todo (cubilete con el helado) otra media hora, y volver a repetir el proceso. Una vez que tengamos la mezcla mantecada, sólo tenemos que pasarla a un tupper y congelar hasta el día siguiente.

- Manualmente: 

Cuando hagamos el helado sin heladera debes tener la crema en la nevera unas tres horas y luego pasar al congelador otra hora más de reposo, finalmente estaremos otras dos horas y media removiendo el helado en el congelador cada poco tiempo para ir rompiendo la cristalización. Para removerlo lo sacamos y pasamos la crema a un bol de metal que previamente hemos tenido en la nevera, tiene que estar muy frío, y batimos con unas varillas para evitar la formación los cristales, ya que por mucha grasa que tenga la base del helado se pueden llegar a formar. Durante la primera hora debes hacerlo cada diez minutos, después cada treinta minutos y así unas tres veces. Luego dejamos definitivamente en el congelador hasta el día siguiente. Y ya tendremos nuestro helado de turrón.


Consejo

  • Cuidado que engancha


Fuente de información | Recetas de Rechupete
Artículo escrito por | Ikiya

martes, 13 de agosto de 2013

Lemon Curd


¡Me encantan los limones! De niña no me sentía atraída por la Coca-Cola, los Bollicaos ni ninguna de esas cosas por las que los niños se pierden. Pero me encantaba el Schweppes de Limón, ese toque ácido... ¡Delicioso! Y tenía que ser Schweppes; ni Kas, ni Fanta, demasiado dulzones. Sigo con la misma afición, así que cuando vi esta receta supe que se convertiría en una de mis favoritas, sobre todo en primavera-verano, cuando el buen tiempo invita a reuniones con los amigos, cenas informales...

Ingredientes

  • 2 huevos, 100 gr de azúcar, 2 limones y 50 gr de mantequilla

Elaboración


- Sin Thermomix

Primero rallamos el limón y lo reservamos. Exprimimos los limones y en un bol ponemos el zumo, los huevos y el azúcar. Batimos hasta que se convierta en una mezcla homogénea. Cocemos la mezcla al baño María (ponemos el bol dentro de una olla con agua) y vamos cociendo la mezcla sin dejar de remover. ¡Un poquito de paciencia! En unos minutos la mezcla empezará a espesar y se convertirá en una especie de crema pastelera con un bonito color amarillo. En unos diez minutos estará lista y la sacaremos del Baño María. Si nos ha quedado algún grumo la colaremos y añadiremos la ralladura de limón y la mantequilla. Volvemos a mover y ¡Tachan! ¡Lista! Ya sólo tenemos que meterla en botes. 


- Con Thermomix

Con el vaso y las cuchillas bien secos, vertemos el azúcar y pulverizamos programando 30 seg/ vel progresiva 5-10. Añadimos la piel de limón y repetimos la operación.

A continuación, añadimos el zumo de limón, la mantequilla y los huevos y programamos 20 min/90º/vel 4. Vertemos en botes de cristal y dejamos enfriar bien el lemon curd antes de tapar los botes.

Consejo

  • Esta crema está tan buena que como tengas una cuchara a mano te la comes en un rato. Pero también es genial para untar en galletas, rellenar tartas o tartaletas. Si estás inspirado, incluso puedes hacer magdalenas. Si lo quieres guardar, te aguanta un mes en el frigo y si queréis conservarlo más tiempo, debéis esterilizar los botes como os expliqué en el post de la Mermelada de Tomate. 

Fuente de Inspiración | Cocina para Urbanitas y Directo al Paladar
Artículo escrito por | A. Ruiz

domingo, 11 de agosto de 2013

Helado de nata con nueces y miel en Thermomix



Bueno, bueno, el otro día me dieron una grata sorpresa, me han regalado una heladera, eso es ya lo que nos faltaba en la casa. Dudo que, después de probar a hacer helados caseros, volvamos a probar helados industriales. Porque además de saber cómo están hechos están riquísimos y es muy sencillo de hacer. La primera prueba ha sido este helado de nata con nueces y miel. El experimento ha salido genial, aunque se puede mejorar, y seguro que mejoramos, porque creo que voy a practicar bastante. En fin, haremos doble sesión de gimnasio y sin problemas. 


Ingredientes

  • 500 g de nata para montar (muy fría), 100 g de azúcar glass, 100 g de miel, 6 claras de huevo, 100 g de nueces para picar, 20 g de nueces en trozos grandes, una pizca de sal y 4 gotitas de limón

Elaboración



Lo primero que debemos hacer es trocear los 100 g de nueces con golpes de turbo, sin hacerlas polvo. Los 20 g de nueces las partimos a mano y las mezclamos con las anteriores. A continuación limpiamos el vaso y ponemos la mariposa para montar las claras, para ello incorporamos las claras, una pizca de sal y 4 gotitas de limón durante 4 mminutos, velocidad 3 y 1/2, y cuando estén casi montadas, añadimos 100 g de azúcar glasss. Reservamos.

Sin lavar el vaso, y con la mariposa, montamos la nata en velocidad 3 y 1/2. El tiempo dependerá de la calidad de la nata (debemos tener mucho cuidado de no pasarnos porque se puede hacer mantequilla), y cuando esté casi hecha añadimos 100 g de miel.

Ya podemos comenzar a mezclar los dos preparados de nata y claras, con mucho cuidado y mimo, con movimientos envolventes para que no se bajen. Cuando esté todo integrado, añadimos las nueces picadas y terminamos de remover. 

A partir de aquí podemos hacerlos de dos formas:
  • Con heladera. Es bastante más cómodo ya que solo debemos introducir en  la misma y dejar que se vaya removiendo durante unos 25-30 minutos, después lo podemos en un recipiente y metemos un rato en el congelador. Lo podemos consumir en el momento y sin estar pendiente de nada más.
  • Manualmente. Congelamos en un recipiente hermético y cada media hora más o menos le damos unas vueltas hasta que esté congelado. 



Consejos

  • Si no tienes thermomix siempre puede hacerlo a mano
  • No hagas mucho porque te lo vas a comer todo 
  • Si usas miel saldrá más cremoso y es más sano que el azúcar

Fuente de inspiración | Thermomix, Ana Sevilla
Materia prima | Josefina Hidalgo Aguilera, Mercado de Abastos, s/n, Antequera (Málaga) 
Artículo escrito por | Ikiya

jueves, 8 de agosto de 2013

Chips de boniato


Para mi cumpleaños me regalaron una mandolina y estaba deseando estrenarla, así que aproveché que había comprado unos boniatos para hacer unos chips que quedaron buenísimos.

Esta receta no tiene ningún misterio y también se puede hacer sin mandolina, pero es que con este cacharrito se corta todo tan fácil y rápido que estoy encantada. Los vasitos también son otro regalito de cumpleaños, este año voy completa. Muchas gracias a todos.

El boniato, también llamada batata es un tubérculo con propiedades parecidas a la patata, pero es más alta en hidratos de carbono, contiene más antioxidantes y es más dulce que ésta. Por lo que es muy recomendada para deportitas con un alto desgaste energético, sin embargo, no se aconseja a personas que padezcan de diabetes.

El boniato es muy rico en betacaroteno, que son un grupo muy importante de pignamentos con función antioxidante, que contribuyen al buen aspecto de la piel, para cuidar la salud de la vista y el sistema cardiovascular. Y se ha demostrado que ayuda al sistema inmune a aumentar el número de linfocitos y también su respuesta frente a cuerpos extraños que puedan perjudicar nuestro organismo.

Este tubérculo también es muy rico en vitamina A, que es lo que le da su alegre color anaranjado. Esta vitamina es necesaria para la correcta formación de los huesos y el buen estado de la piel, de los huesos, de la vista, para la formación de los glóbulos rojos y para reparar los accidentes que sufren los tejidos corporales.

Las batatas se utlizan en muchas recetas de postres, aunque también podemos encontrarlas en platos salados o simplemente como guarnición.


Ingredientes (para 2 personas)


  • 1 boniato, aceite de oliva y sal

Elaboración


Bueno, para esta receta hay poco que explicar, simplemente cortamos con la mandolina o a mano el boniato en forma de bastoncitos pequeños. Lo ponemos a freír en aceite caliente y en cuanto que estén dorados retiramos del fuego y escurrimos bien en un plato con papel absorbente para quitar el aceite sobrante. Añadimos un poco de sal y ya está listo.

¡Qué aproveche!


Consejo

  • Toma como aperitivo con una cerveza muy fría

Fuente de información | Botanical
Artículo escrito por | Ikiya

domingo, 4 de agosto de 2013

Arroz con leche cremoso. Thermomix.


Después de una semana tan dura de trabajo y deporte me merezco una recompensa, y el capricho para el fin de semana ha sido este exquisito arroz con leche cremoso. Es un postre muy tradicional y que me recuerda mucho a mi casa. De pequeña cuando mi madre hacía este postre, siempre estaba impaciente de que se enfriara para poder comerlo, y estaba a cada rato preguntando: "mamá, ¿se puede comer ya?". Y mi madre intentaba ponerlo lo más próximo a la ventana para que se enfriara lo antes posible. Y en más de una ocasión nos pilló a mi y a alguno de mis hermanos metiendo la cuchara en el cuenco antes de la cuenta. 

El arroz con leche es un postre muy completo y nutritivo. Es muy recomendable comerlo después de una dura sesión de entrenamiento para ayudar al cuerpo a recuperar el glucógeno que hemos perdido durante la prueba y recargarlo con carbohidratos como es el arroz. 

Además contiene canela, que nos ayuda a regular nuestro nivel de glucosa en la sangre y nos ayuda a a aliviar resfriados gracias su efecto estimulante de las defensas. Y por su puesto la leche nos ayudará a recuperar el músculo del esfuerzo, ya que es realmente importante que se recuperen pronto para poder seguir afrontando las siguientes sesiones de entrenamiento.

Así que ya sabéis buscad siempre suplementos deportivos naturales en la medida de lo posible, el arroz con leche es un buen ejemplo.


Ingredientes

  • 225 g de arroz, 1,3 l. de leche entera, 200 ml de nata para montar, 150 g de azúcar, 1 ramita de canela, cáscara de 1 limón, 1 pellizco de sal y canela molida al gusto


Elaboración


Colocamos la mariposa en las cuchillas y añadimos la leche junto con la nata (entre las dos debe de haber 1 litro y medio). Ponemos la ramita de canela, la cáscara del limón y el pellizco de sal y programamos 10 minutos, temperatura 100, velocidad 1. Agregamos el arroz poco a poco. 

A continuación programamos 30 minutos, temperatura 90, velocidad 1 y sin cubilete.

Cuando haya terminado añadimos el azúcar y programamos 2 minutos, temperatura 90, velocidad 1.

Lo vertemos en un cuenco grande o varios individuales y retiramos la rama de canela y la cáscara del limón , espolvoreamos con canela molida y metemos en el frigorífico durante unas horas.

Espero que os guste tanto como a mi. Estaba riquísimo.


Consejo

  • Si no quieres que el arroz se llene de astillas de la rama de la canela, hierve antes la leche en un cazo con la ramita de canela y deja infusionar. Muy importante es que lo dejes enfriar antes de comenzar a hacer la receta, de lo contrario el arroz quedará como una plasta. 

Artículo escrito por | Ikiya
Fuente de inspiración | Thermomix, Jaracanda



sábado, 3 de agosto de 2013

Mermelada de tomates ecológicos



Uno de mis mejores recuerdos de la infancia es el olor a tomate y a melocotón. A veces a mi padre le regalaban una caja de riquísimos tomates o melocotones que perfumaban toda la casa. Hace tiempo que ya los melocotones no huelen a nada y no digamos los tomates. Es más fácil encontrar una aguja en un pajar que un buen tomate en un supermercado. Desde que sé que en el Guadalhorce se cultivan más de 25 tipos de tomates o que en Antequera podemos comprar ricos tomates ecológicos me he propuesto no comprar esos tomates de plástico que andan por ahí. ¡Malagueños, a consumir de lo nuestro!

Pues el Señor ha oído mis súplicas y mi marido se presentó el otro día con montones de tomates que le regalaron y con los más maduritos he puesto el taller en marcha: mermelada, tomate frito, boloñesa, pisto... ¡Qué delicia! 

Ingredientes

  • 1 kilo de tomates maduros, 500 gr de azúcar (la receta original decía 700 gr, pero no me gusta tan dulce), 1 palo de canela y el zumo de medio limón

Elaboración

Para preparar la mermelada, pelamos los tomates y le quitamos las pepitas. Añadimos el azúcar y dejamos macerar durante una hora. Cuando pase este tiempo los tomates habrán soltado mucha agua. La retiramos y con ella podemos hacer zumo o gelatina. 
Ponemos los tomates en el vaso de la Thermomix y programamos 6 segundos, velocidad 4. Si quedan pepitas, quítalas con cuidado. Si te gustan más triturados programa un par de segundos más. Luego añade el palo de canela, el zumo de limón y programa 20 minutos, temperatura 100º, velocidad 3. Si te gusta más espesa programa 10 minutos más, temperatura Varoma, velocidad 2. Vuelve a comprobar el espesor por si necesita más minutos. Recuerda que las mermeladas espesan al enfriar.

Mientras la mermelada se va haciendo podemos esterilizar los botes. Hervimos los botes y las tapas durante unos 20 minutos contando desde que el agua arranque a hervir. Cuando ya están bien secos están listos para usarse. Los rellenamos hasta arriba y los volvemos a meter en una olla poniendo un trapo de algodón en el fondo para que no se rompan al golpearse. Los cubrimos bien y los dejamos unos 30 minutos. Los colocamos boca abajo y los dejamos así un día. 

Si tienes dudas de cómo envasar otras conservas o mermeladas, puedes consultar el blog Velocidad Cuchara. Tienen un post buenísimo.

Ya sólo queda etiquetarlos. A mí me gusta decorar los botes y encontré estas etiquetas tan bonitas de eat drink chic, un blog muy chulo. Si te gustan, te las puedes descargar de aquí. Las imprimí en papel adhesivo, las recorté y ¡listas! La idea la cogí del blog plata y chocolate, otra maravilla que anda por la red.


Artículo escrito por | A. Ruiz



jueves, 1 de agosto de 2013

Carrilladas al vino tinto‏



Está feo que yo lo diga, pero hago unas carrilladas riquísimas. El truco es bien fácil. Buena materia prima, mucho cariño y ninguna prisa. Yo le pido al carnicero que me las de enteras, creo que salen mucho más jugosas. Luego en casa le quito todas las telitas blancas y todos los trocitos de grasa y separo la parte más gordita y carnosa de la otra más fina y gelatinosa. Cada parte la preparo con una salsa diferente. La más gordita la hago de forma muy tradicional, al vino tinto, con mucha verdurita y sale de rechupete. 
Elegid el vino con cuidado porque es muy importante. Cuanto mejor sea el vino, mejor será la salsa. Un Crianza o un Roble que os guste estará bien. Yo en esta ocasión he usado un Ribera del Duero que se comercializa en Mercadona y que tiene un precio estupendo, Abadía Mantrús Roble 2009.

Ingredientes (para 4 personas hambrientas o 6 que se cuidan)

  • 1 kg de carrilladas, 2 cebollas grandecitas, 2 zanahorias, 1 pimiento rojo, 2 pimientos verdes (italianos) , 350 ml de vino tinto (si es buenecito, mejor), aceite, harina y sal

Elaboración

Cortamos toda la verdura muy pequeñita y la reservamos en un plato. Luego pasaremos la verdura por la batidora, así que tampoco importa demasiado el tamaño, pero a mi me gusta así. Salpimentamos las carrilladas, las pasamos por harina, las sacudimos para que suelten la que sobra y las doramos en la olla. Las apartamos y en ese mismo aceite pochamos muy bien toda la verdura durante unos 20 minutos, primero a fuego fuerte durante dos o tres minutos, añadimos sal, tapamos y luego bajamos a fuego suave.
Cuando las verduras están hechas, añadimos las carrilladas, mezclamos para que cojan un poco el sabor y añadimos el vino. Lo dejamos todo a fuego fuerte un par de minutos, con cuidado para que no se pegue. Luego bajamos a fuego suave y las tenemos un par de horas. 
Cuando estén listas pasamos todas las verduritas por la batidora para dejar una salsa muy finita. 
Para acompañar hice un puré de patatas sencillo, pero podéis poner arroz blanco, patatas fritas, hongos... Parecen muy entretenidas de hacer, pero es muy fácil. Lo más laborioso es cortar las verduras, pero si tenéis un robot de cocina o una thermomix es coser y cantar. Si no, un poco de musiquita buena y ¡a cortar!


Artículo escrito por | Ángela Ruiz