viernes, 22 de noviembre de 2013

Torta de almendra


La primera vez que probé esta torta me acababan de sacar una muela y solo podía masticar por un lado, pero la había traído una compañera de trabajo y no podía hacerle el feo de no probarla y aún así, me comí un buen trozo. Desde entonces tenía el antojo de volver a probarla y la Navidad pasada me trajo otra torta, que estaba igual de buena que la anterior, madre mía, qué cosa más rica. Y este año, por fin he conseguido la receta y me he puesto manos a la obra.

El resultado ha sido bastante satisfactorio, está riquísima, vamos que seguro que la vuelvo a hacer, porque no es nada difícil. Aunque el toque de la maestra es difícil de superar. Gracias por la receta.


Ingredientes


  • 250 g de almendras con piel, 1/2 vaso de aceite de oliva, 1/2 vaso de aceite de girasol, 2 cucharadas de matalaúva, 2 sobres de levadura, 1 cucharada de canela molida, 1 vaso de leche, 1 vaso de azúcar y dos vasos y medio de harina

Elaboración


Lo primero que hacemos es freír las almendras enteras con la piel en un cazo o sartén con aceite. Cuando estés doradas, las apartamos a un plato con papel absorbente y reservamos. Retiramos el aceite del fuego y le añadimos matalaúva.

Una vez esté frío el aceite, echamos todos los ingredientes en un recipiente grande y lo batimos todo hasta obtener una masa homogénea.

Machacamos la mitad de las almendras, las añadimos a la masa y removemos.

Preparamos una fuente para hornear, la engrasamos con aceite y agregamos la masa resultante. Machacamos la otra mitad de almendras que quedaba, en trozos no muy pequeños y cubrimos completamente.  Espolvoreamos con un poco de azúcar y lo introducimos en el horno a 200 ºC de 40 a 45 minutos.

Dejamos reposar durante unas horas hasta que enfríe para poder desmoldarlo cómodamente sin que se rompa. ¡Listo!


Consejos


  • Acompaña la torta con un café, té o infusión caliente
  • A ser una torta se suele deshacer bastante la masa, por lo que recomiendo comer a bocados, mejor que con cuchara, el sabor cambia bastante.

Artículo escrito por | Ikiya
Materia prima principal | Frutos secos y golosinas Josefina Hidalgo Aguilera


miércoles, 20 de noviembre de 2013

Lasaña de berenjenas‏



Ayer al llegar a la frutería donde suelo comprar vi unas berenjenas fantásticas: prietas, brillantes y a un precio fabuloso, 2Kg 1€. No pude resistirme y al llegar a casa empecé a pensar en qué hacer con semejante manjar. ¡Voilà! Lasaña de Berenjenas. Me encanta la Lasaña casera, pero a veces me controlo por las calorías que tiene una ración. La opción de sustituir la pasta por finas capas de berenjenas es una forma de reducir algunas de esas calorías y una rica forma de disfrutar de esta maravilla.


Ingredientes (para cuatro personas)


- Para la lasaña
  • 2 berenjenas grandes, 2 cebollas medianas o una grande, 300 gr de champiñón, 350 gr de carne picada (mitad cerdo, mitad ternera), 200 gr de salsa de tomate casera, 1 vaso de vino tinto, aceite de oliva, pimienta y sal


- Para la crema

  • 2 cucharadas de harina, 150 gr de queso rallado, 150 ml de leche, 1/2 cucharadita de orégano, albahaca o hierbas provenzales y aceite de oliva

Elaboración


Lavamos la berenjena, la secamos y la cortamos bien fina con ayuda de una mandolina. Si no tenemos mandolina, usamos un cuchillo, pero debemos tener mucho cuidado. Ponemos las berenjenas en un paño de cocina, las salamos y las dejamos una media hora, para que dejen de amargar. Pasada media hora ponemos papel vegetal en una bandeja del horno y colocamos todas las láminas de berenjena. Las ponemos en la parte más baja del horno a 180º durante 20 minutos.


Mientras hacemos el relleno picando muy finamente las cebollas. Las hacemos unos cuatro minutos a fuego fuerte y luego a fuego suave hasta que la veamos transparente (10-15 minutos). Limpiamos los champiñones y los troceamos muy pequeñitos. Los añadimos a la cebolla y cuando pasen unos minutos (4-5) añadimos sal y pimienta a la carne y la mezclamos bien en la sartén con los demás ingredientes. Cuando la carne esté dorada, añadimos un vaso de vino tinto y dejamos unos cinco minutos para que se evapore el alcohol. Luego añadimos la salsa de tomate casera y dejamos unos diez minutos a fuego muy suave.


Ponemos el relleno en un escurridor y recogemos el jugo para usarlo luego en la crema. Ponemos tres cucharadas de aceite de oliva en la sartén, cuando esté caliente, añadimos la harina y removemos muy bien. Luego poco a poco vamos añadiendo de forma alternativa leche o el jugo que habíamos guardado. Lo hacemos despacio para evitar los grumos. Vamos espesando poco a poco y cuando consigamos el espesor que queramos, añadimos el queso y las hierbas, mezclamos bien y retiramos. 


Yo ya había puesto orégano a la salsa de tomate casera que había hecho y que tenía envasada al vacío desde el verano, así que no añadí a la crema.


Montamos la lasaña usando un molde de plum cake o cualquier otro que tengamos en casa. Vamos alternando capas de berenjenas, carne muy apretadita y crema. Terminamos con una de berenjenas. Si quieres que te resulte más fácil desmoldarla, puedes poner papel vegetal en el molde y dejar que sobresalga un poco, así desmoldar será coser y cantar. Yo la dejé en el molde hasta el día siguiente que teníamos invitados y la desmoldé sin ningún problema. Luego sólo tienes que calentarla un poco en el horno, poner la crema por encima y gratinar.



Consejos 

  • No compres carne picada en el super, ve a tu carnicero de confianza y dile que te la pique.
  • Consúmela pronto porque la carne picada se oxida con mayor rapidez.

Artículo escrito por | Á. Ruiz

lunes, 18 de noviembre de 2013

Magdalenas de limón rellenas de lemon curd‏



Me encanta el limón: en zumo, granizado, en helado... y el Lemon Curd es una locura que no puedo dejar de comer. Cuando hago, siempre relleno una bandeja de cubitos de hielo y así luego puedo usarlos para rellenar magdalenas, bizcochos... y tenerlos listos en un momento sin tener que preparar la crema.


Ingredientes (8 magdalenas grandes / 12 medianas)

  • 100 gr de harina, 10 gr de maizena, 1/ 2 de levadura, 100 gr de azúcar, 90 gr de aceite de girasol, zumo de 1 limón y su ralladura, 2 huevos, 1 pizca de sal


Elaboración


- Preparación tradicional

Lavamos bien el limón, lo rallamos y luego lo exprimimos. Mezclamos los huevos y el azúcar y batimos muy bien hasta que la mezcla esté un poco blanca. Añadimos el zumo de limón y volvemos a batir. Añadimos el aceite y mezclamos bien.


Mezclamos en un bol la harina, la levadura y la sal. Lo pasamos todo por un colador grande o un tamizador y la vamos incorporando poco a poco a los líquidos. Cuando todo esté bien ligado lo dejamos reposar bien en el frigorífico media hora mínimo.


Rellenamos los moldes de las magdalenas hasta la mitad, ponemos un cubito de Lemon Curd y volvemos a rellenar, sin llegar hasta arriba. Es mejor que usemos un molde metálico para poner los papeles de las magdalenas, así no se deformarán.


Las horneamos 12-14 minutos en el horno previamente calentado a 220ºC.


- Preparación con Thermomix

Ponemos en el vaso de la Thermomix el zumo de limón, la ralladura, los huevos y el azúcar. Programamos 37ºC, 3 minutos, velocidad 5.

Añadimos el aceite y mezclamos otros 3 minutos, velocidad 5.

Agregamos la harina, la levadura y la sal (que habremos tamizado antes). Batimos todo 10 segundos, velocidad 6. Dejamos reposar al menos 30 minutos en el frigorífico y preparamos y horneamos igual que en la preparación tradicional.


Consejo

  • No seáis demasiado golosos y dejad que se enfríen un poco antes de comerlas. El lemon curd habrá alcanzado mucha temperatura y podéis quemaros.

Artículo escrito por | Á. Ruiz
Artículos relacionados | Lemon Curd

viernes, 15 de noviembre de 2013

Cazuela de habas con bacon y huevos de codorniz


Madre mía, qué frío que hace esta tarde. Ya va haciendo falta tomar platos que nos calienten el estómago para soportar mejor la temperatura propia de esta época. Así que ya os iré poniendo recetas propias de otoño-invierno. 

Aprovechando que tenía unas habas congeladas se me ocurrió hacer este plato, es bastante sencillo y se hace en un momento, así que se lo dedico a mi amiga Tere, que no le gustan las recetas complicadas. Besos. 


Ingredientes (para 2 personas)

  • 300 g de habas congeladas, 150 g de bacon, 6 huevos de codorniz y aceite de oliva

Elaboración


Ponemos una cazuela con agua hirviendo y sal. Introducimos los huevos de codorniz durante 4-5 minutos. No olvides añadir unas gotas de vinagre para que sea más sencillo que se desprenda la cáscara del huevo. Cuando terminen de hervir pasa rápido por agua fría y deja que pierdan el calor. 

En una sartén ponemos un chorrito de aceite y añadimos las habas directamente sin descongelar, a fuego suave, cuando veamos que están casi a punto le añadimos el bacon y removemos. Mientras se termina de hacer podemos quitar la cáscara a los huevos. Los partimos por la mitad de forma trasversal y añadimos a la mezcla anterior.

Y ya tenemos lista nuestra cazuela de habas. ¡Qué aproveche!

Consejos

  • Puedes cambiar el bacon por jamón 
  • Los huevos de codorniz puedes cambiarlos por un huevo de gallina, pero en este caso añade solo uno por persona. 
  • Si tienes poco tiempo o tienes un día perruno  puedes hacer un revuelto en lugar de hervir los huevos.

Artículo escrito por | Ikiya

domingo, 10 de noviembre de 2013

Vasito de queso quark con frambuesas



Hace poco descubrí el queso quark, que es un queso líquido con un sabor muy similar al yogur. Además de tener pocas calorías, en comparación con otros quesos, es muy cómodo de comer con cereales, frutas, mermeladas, con canela o simplemente solo. 

Por si fuera poco es una buena fuente de calcio y muy rico en proteínas.

En cuanto a la receta creo que pocas cosas son más sencillas. Nada más que tienes que tener los ingredientes, y son solo dos, así que es bien fácil. 


Ingredientes

  • Queso quark y frambuesas

Elaboración


Rellenamos unas 3/4 partes del vaso de queso y sobre éste ponemos unas frambuesas al gusto. Y para terminar solo tienes que coger una cucharilla y empezar a saborear.

Ya veis que sencillo. Espero que os haya gustado. Besos. 


Artículo escrito por | Ikiya



lunes, 4 de noviembre de 2013

Crema de tomate con guarnición


Ha venido el frío con ganas, y apetecen platos calentitos, pues bien, aprovechando que había llegado una tempestad de tomates a mi casa y que no sabía que hacer con ellos, me puse a hacer esta receta que encontré en la web de Hogarutil por el mismísimo Karlos Arguiñano. 

Es un plato que se puede tomar como aperitivo o como plato único para una cena ligera, ya que los ingredientes de la receta tienen bajo índice calórico. El tomate es un alimento rico en vitaminas C y E y minerales remineralizantes, los cuales ayudan a vencer la fatiga por exceso de sudor y entrenamiento (Sportlife).

Ingredientes (4 personas)


- Para la crema de tomate
  • 1 kg. de tomates, 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 1 pimiento rojo, 1 zanahoria, 1 cucharada de azúcar
- Para la guarnición
  • 1 rebanada de pan frito, 4 huevos de codorniz , vinagre, agua, aceite de oliva virgen extra y sal


Elaboración


Lo primero que debemos hacer es preparar los tomates, para ello le hacemos unos cortes en forma de cruz a los tomates y los escaldamos durante un minuto en una cazuela con agua hirviendo. Los dejamos templar, los pelamos y los picamos. Reservamos.

Picamos la cebolla, los dientes de ajo, el pimiento y la zanahoria finamente. Lo ponemos todo a pochar en una cazuela amplia con un poco de aceite. Sazonamos y añadimos una cucharada de azúcar. Cuando las hortalizas estén blandas agregamos el tomate, cubrimo con agua y cocinamos todo durante 20 minutos. 

Trituramos con la batidora y reservamos la crema.

Escalfamos los huevos de codorniz en una cazuela amplia con abundante agua a punto de ebullición, un chorrito de vinagre y una pizca de sal. Los retiramos a un plato con papel de cocina para escurrir el agua. 

Cortamos la rebanada en taquitos y freímos en un poco de aceite. 

Colocamos encima unos picatostes de pan frito con un huevo escalfado y a comer. 


Consejo

  • Si estáis a dieta o queréis mantener la línea, podéis prescindir de los picatostes. 


Artículo escrito por | Ikiya
Fuente de inspiración | Karlos Arguiñano


viernes, 1 de noviembre de 2013

Hummus de garbanzos



Cuando tengo tiempo aprovecho para hacer caldo de puchero, cocer garbanzos, alubias, etc...Y luego congelo en pequeños tupper ya que después viene genial para preparar cualquier comida en tiempo record. Porque la verdad es que las legumbres del supermercado dan el pego, pero no tienen nada que ver con las naturales que haces en tu casa y es facilísimo, en otra ocasión os contaré cómo lo hago paso a paso.

En esta ocasión aprovechando que había cocido garbanzos elaboré esta receta de hummus de garbanzos que encontré en el blog de Gastronomía y Cía.


Ingredientes

400 gramos de garbanzos cocidos (y un poco de caldo), 3 cucharadas de tahini o puré de sésamo, 2 dientes de ajo, zumo de medio limón, 60 mililitros de aceite de oliva, 1 ramita de perejil (o cilantro), pimentón picante, comino en polvo, pimienta negra, sal.


Elaboración

Reservando unos garbanzos y perejil para la decoración.. Trituramos todos los ingredientes en la batidora o en cualquier robot de cocina hasta obtener la textura deseada.

Servimos el  puré en pequeños cuencos o copas individuales, repartimos los garbanzos reservados sobre el puré, espolvoreamos con un poco de pimentón (dulce o picante, al gusto) y regamos con un hilo de aceite de oliva.

Articulo escrito por | Ikiya
Fuente de inspiración | Gastronomia y cía