domingo, 9 de agosto de 2015

Crema de aguacate con caballa ahumada. Maridaje con Cepas Viejas, de laBodega Tierras de Mollina.




Nos encanta cocinar para los amigos y la familia, pero la verdad es que el verano tan caluroso que estamos soportando nos tiene "aplatanados". Sólo pensar en encender el horno, nos da espasmos y tener guisos en la olla tampoco resulta apetecible, pero como no es cuestión de abandonar a los que queremos, estamos optando por preparar platos resultones, rápidos y fresquitos.

El otro día recordé que tenía en el congelador una caballa ahumada que hice con las últimas de la temporada y pensé en acompañarla de una rica crema de aguacate. A ver si os gusta.


Ingredientes

- Para la crema de aguacate:
  • 1 aguacate grande, 1 yogurt natural (puede ser desnatado), unas gotas de limón, sal, pimienta negra, crema de leche (opcional)

- Para la caballa ahumada:
  • Una caballa limpia (puedes usar jureles, sardinas, etc...) azúcar, sal gorda

- Para decorar:
  • Perlas de Wasabi


Elaboración


Le pedimos a nuestro pescadero que nos saque los filetes del pescado. Ya en casa lo lavamos bien y lo secamos. Mezclamos el azúcar y la sal gorda a partes iguales y ponemos en un tupper una capa, luego ponemos la caballa y cubrimos por completo. Lo dejamos en el frigo entre 18 y 24 horas, según lo seco que te guste y lo grande que sea el pescado. Nosotros lo dejamos 18 horas.

Luego lo lavas y lo congelas un mínimo de 48 horas. Recordad esta medida para evitar el anisakis, ese bichito maldito. Una vez que la descongeles, la puedes cortar según te guste, en nuestro caso en taquitos, y lo conservas en un bote con aceite. Si no quieres conservarlo en aceite, recuerda cortarlo antes de congelarlo y guardarlo en pequeñas porciones que podrás ir sacando del congelador según necesites.

Para la crema de aguacate, ponemos en la trituradora o en el vaso de la batidora un aguacate, el yogurt, una pizca de sal, pimienta recién molida y unas gotas de limón. Lo trituramos hasta que quede una crema muy fina. Si queremos aligerar la consistencia podemos añadir crema de leche.

Ya sólo nos queda montarlo. Nosotros hemos usado un vasito de yogurt de cristal al que hemos atado un cordón rústico, pero podéis usar un vaso bajo o una copa de cocktail. Ponemos la crema de aguacate en el fondo, luego los taquitos de caballa y rematamos con las perlas de wasabi.

Para no manchar los vasos, podemos poner la crema en una manga pastelera y rellenaremos los vasos muy fácilmente. Si no encontramos las perlas de wasabi, podemos hacer un aceite de perejil o poner unas hojas de perejil o incluso mezclar un poco de crema de wasabi con mahonesa.


Consejo

  • Si os sobra crema y caballa y no queréis repetir la receta, podeis preparar unos canapés usando una tostada como soporte. 

Maridaje

  • A esta receta le va de maravilla una copa de Cepas Viejas, de la Bodega Tierras de Mollina. Un vino muy especial elaborado con doradilla y con unos matices que maridan genial con este plato.


Artículo escrito por | Á. Ruiz