viernes, 29 de marzo de 2013

Torrijas


Hace tiempo que tenía ganas de probar las famosas torrijas, y que mejor ocasión para hacerlas que para celebrar la victoria del atleta de la familia. 

Al principio tenía miedo de qué fueran muy complicadas de elaborar, pero después de haber visto por la red unas cuantas recetas, me decidí a hacer unas torrijas de azúcar y canela, bañadas con almíbar de miel mil flores. Y parece que gustaron bastante, porque volaron.


Elaboración

Volcamos la leche ya fría en un recipiente en que vamos a introducir las tostadas, se pueden poner enteras, pero me parecían muy grandes y las corté en cuatro partes, así salen más. Dejamos el pan hasta que esté bien empapado para que queden bien jugosas.
Vamos poniendo el aceite a calentar, no excesivamente, para que no se nos quemen. 
Ahora pasamos a otro recipiente las tostadas para que escurran un poco.

Lo primero que debemos hacer el poner en un cazo a hervir la leche con el palo de canela y la piel del limón. La dejamos reposar hasta que se enfríe.




Las pasamos por huevo batido.


Seguidamente las metemos en el aceite caliente, las doramos por ambos lados.


Cuando las tengamos bien hechas las ponemos en papel de cocina para absorber el aceite sobrante.


Ya solo queda pasarlas por la mezcla de azúcar y canela y bañarlas con el almíbar de miel de flores que tenemos preparado. 
Para el almíbar hemos hervido medio vaso de agua y hemos diluido la miel.


Ya tenemos listas nuestras torrijas, ahora a disfrutarlas, porque están exquisitas...


Fuente de inspiración | Javi Recetas










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada