domingo, 31 de marzo de 2013

Arroz con pinchitos de pollo


Nunca me había propuesto hacer arroz, porque pensaba que sería muy laborioso y no suelo andar con demasiado tiempo, pero probé a hacer este arroz con pinchitos de pollo y fue todo un acierto, me encantó, y a los comensales también. Y a partir de entonces, no he parado de hacer arroces diferentes, de los que ya os iré enseñando las recetas. 


Ingredientes

  • 1 vaso de arroz bomba (250g), 2 vasos y medio de caldo de puchero (750g), un vaso de chupito de vino fino, 250 g de pinchitos de pollo, 1 cebolla pequeña, 3 ajos, 1/2 pimiento verde, 100 g de tomate triturado natural, 1 pimiento del piquillo por comensal, aceite de oliva y sal.


Elaboración

Comenzaremos a hacer el sofrito, base de todo arroz. Para ello, ponemos aceite en una cazuela y añadimos los ajos, que dejaremos que se hagan despacio para que se vayan confitando. Cuando comprobemos que están tiernos, añadimos la cebolla y el pimiento verde muy picados, con una pizca de sal y los dejamos que se vayan ablandando. 

Cuando la cebolla haya tomado color transparente ya podemos añadir el tomate y los pinchitos de pollo en trozos pequeños, pero notables, lo dejamos haciendo hasta que se seque el tomate. 


Ahora ya es momento de añadir el arroz, lo removemos bien durante 30-40 segundos para que coja sabor del sofrito, y añadimos el caldo, que lo teníamos calentando, para que los granos de arroz se hagan todos por igual, y lo dejamos cocer sobre unos 15 minutos. Podemos ir removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. 


Pasado ese tiempo, lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar durante 5 minutos, tapado con un trapo de cocina limpio. 


Cuando esté listo podemos adornarlo directamente con unas tiras de pimiento del piquillo o poner raciones individuales, como nos guste más. 



Fuente de inspiración | Directo al paladar



sábado, 30 de marzo de 2013

Bizcocho de chocolate


Me apetecía un bizcocho esponjoso de chocolate, y mirando en uno de mis blogs favoritos, Directo al Paladar, encontré una receta perfecta para tenerla de base para todos mis bizcochos, la titulan Bizcocho de la abuela, y la combinación de esta receta con mis pequeños trucos dio un magnífico resultado. 

Os animo a que lo probéis, no os vais a arrepentir.


Ingredientes

  • 200 g de harina, 50g de maizena, un pellizco de sal, 250 g de azúcar, 1 cucharada de azúcar avainillado, 2 cucharadas soperas de chocolate valor puro en polvo, 4 huevos, 100 ml de aceite de oliva, 200 ml de leche, 1 sobre de levadura tipo Royal.


Elaboración

Precalentamos el horno a 160 ºC y untamos un molde con mantequilla.

Mientras vamos preparando nuestra receta. Lo primero es separar las claras de las yemas, y comenzar a montar las claras a punto de nieve, acto seguido y sin parar de batir, vamos añadiendo las yemas una a una. Ahora añadimos el azúcar, el azúcar avainillado, la leche y el aceite y removemos. 

Ya podemos añadir la harina con la levadura, la maizena, un pellizco de sal y el chocolate. Lo volvemos a batir todo junto y la masa resultante la volcamos sobre el molde que tenemos ya preparado y engrasado con la mantequilla. 

Solo queda hornear 30 minutos con calor arriba y abajo, después de este tiempo, apagar el horno y dejar reposar sin abrir el horno, durante 30-40 minutos. 

Fuente de inspiración | Directo al Paladar

viernes, 29 de marzo de 2013

Torrijas


Hace tiempo que tenía ganas de probar las famosas torrijas, y que mejor ocasión para hacerlas que para celebrar la victoria del atleta de la familia. 

Al principio tenía miedo de qué fueran muy complicadas de elaborar, pero después de haber visto por la red unas cuantas recetas, me decidí a hacer unas torrijas de azúcar y canela, bañadas con almíbar de miel mil flores. Y parece que gustaron bastante, porque volaron.


Elaboración

Volcamos la leche ya fría en un recipiente en que vamos a introducir las tostadas, se pueden poner enteras, pero me parecían muy grandes y las corté en cuatro partes, así salen más. Dejamos el pan hasta que esté bien empapado para que queden bien jugosas.
Vamos poniendo el aceite a calentar, no excesivamente, para que no se nos quemen. 
Ahora pasamos a otro recipiente las tostadas para que escurran un poco.

Lo primero que debemos hacer el poner en un cazo a hervir la leche con el palo de canela y la piel del limón. La dejamos reposar hasta que se enfríe.




Las pasamos por huevo batido.


Seguidamente las metemos en el aceite caliente, las doramos por ambos lados.


Cuando las tengamos bien hechas las ponemos en papel de cocina para absorber el aceite sobrante.


Ya solo queda pasarlas por la mezcla de azúcar y canela y bañarlas con el almíbar de miel de flores que tenemos preparado. 
Para el almíbar hemos hervido medio vaso de agua y hemos diluido la miel.


Ya tenemos listas nuestras torrijas, ahora a disfrutarlas, porque están exquisitas...


Fuente de inspiración | Javi Recetas