sábado, 27 de diciembre de 2014

Magdalena de manzana y crema pastelera


Desde que vi esta receta en el libro de Xavier Barriga, estaba deseando hacerlas. A mi me encantan las magdalenas, porque son muy cómodas de comer, y las puedes hacer de muchas formas, colores y sabores. Y estas salieron riquísimas. 

Aunque en estas fechas la red está inundada de recetas de turrones y dulces típicos de la Navidad, me apetecía hacer algo que no tuviese nada que ver con los demás. 

Os dejo la receta, que espero que os guste tanto como a mi. 


Ingredientes (para 12-14 piezas)


  • 125 gr huevo, 175 gr azúcar, 60 ml leche, 190 ml aceite de oliva suave, 210 g harina floja, pizca de sal, 7 gr de impulsor o levadura química, 2 manzanas pequeñas y crema pastelera


Elaboración 


Batimos con el robot de cocina, los huevos y el azúcar. A continuación ponemos la marcha lenta y vamos incorporando poco a poco la leche, y agregamos el aceite sin dejar de batir. 

Mezclamos aparte la harina con la levadura y la pizca de sal y lo añadimos al batido de huevos, todo en marcha lenta. 

Cuando hayamos obtenido una masa homogénea la batimos a velocidad rápida durante 2 ó 3 minutos. 

Tapamos la masa con un paño y la dejamos reposar en la nevera durante al menos 1 hora, pudiendo dejarla incluso hasta el día siguiente.

Después del tiempo de reposo, removemos enérgicamente la masa con la batidora. 

Precalentamos el horno a 250 º.

Llenamos los moldes de magdalena hasta la mitad de su capacidad. Con una cuchara, ponemos encima de la masa en cada molde un poco de crema pastelera fría, sin poner demasiada, ya que se podrían quedar crudas por dentro, así que en su justa medida. 

Después terminamos de rellenar los moldes hasta su máxima capacidad con más masa de magdalena. 

Cortamos las manzanas en láminas muy finas y ponemos un par de ellas encima de cada magdalena y espolvoreamos la manzana con un poco de azúcar. 

Colocamos las magdalenas en una bandeja de horno y las horneamos a 210 ºC durante unos 16-18 minutos. Cuando veamos que están doradas pinchamos con un palillo (procura no pinchar en la parte de crema).  Siempre debes tener en cuenta que al estar rellenas son más difíciles de cocer debido a la humedad del relleno. 


Consejos

  • Una vez frías puedes pintar la manzana con un poco de gelatina de manzana, para que se conserven mejor. 
  • Puedes servir las magdalenas junto con un cuenco de crema pastelera quemada.
  • Añade una cucharada del azúcar avainillada a la receta. 


Artículo escrito por | Ikiya
Fuente de inspiración | Libro Magdalenas de Xavier Barriga













No hay comentarios:

Publicar un comentario