miércoles, 20 de noviembre de 2013

Lasaña de berenjenas‏



Ayer al llegar a la frutería donde suelo comprar vi unas berenjenas fantásticas: prietas, brillantes y a un precio fabuloso, 2Kg 1€. No pude resistirme y al llegar a casa empecé a pensar en qué hacer con semejante manjar. ¡Voilà! Lasaña de Berenjenas. Me encanta la Lasaña casera, pero a veces me controlo por las calorías que tiene una ración. La opción de sustituir la pasta por finas capas de berenjenas es una forma de reducir algunas de esas calorías y una rica forma de disfrutar de esta maravilla.


Ingredientes (para cuatro personas)


- Para la lasaña
  • 2 berenjenas grandes, 2 cebollas medianas o una grande, 300 gr de champiñón, 350 gr de carne picada (mitad cerdo, mitad ternera), 200 gr de salsa de tomate casera, 1 vaso de vino tinto, aceite de oliva, pimienta y sal


- Para la crema

  • 2 cucharadas de harina, 150 gr de queso rallado, 150 ml de leche, 1/2 cucharadita de orégano, albahaca o hierbas provenzales y aceite de oliva

Elaboración


Lavamos la berenjena, la secamos y la cortamos bien fina con ayuda de una mandolina. Si no tenemos mandolina, usamos un cuchillo, pero debemos tener mucho cuidado. Ponemos las berenjenas en un paño de cocina, las salamos y las dejamos una media hora, para que dejen de amargar. Pasada media hora ponemos papel vegetal en una bandeja del horno y colocamos todas las láminas de berenjena. Las ponemos en la parte más baja del horno a 180º durante 20 minutos.


Mientras hacemos el relleno picando muy finamente las cebollas. Las hacemos unos cuatro minutos a fuego fuerte y luego a fuego suave hasta que la veamos transparente (10-15 minutos). Limpiamos los champiñones y los troceamos muy pequeñitos. Los añadimos a la cebolla y cuando pasen unos minutos (4-5) añadimos sal y pimienta a la carne y la mezclamos bien en la sartén con los demás ingredientes. Cuando la carne esté dorada, añadimos un vaso de vino tinto y dejamos unos cinco minutos para que se evapore el alcohol. Luego añadimos la salsa de tomate casera y dejamos unos diez minutos a fuego muy suave.


Ponemos el relleno en un escurridor y recogemos el jugo para usarlo luego en la crema. Ponemos tres cucharadas de aceite de oliva en la sartén, cuando esté caliente, añadimos la harina y removemos muy bien. Luego poco a poco vamos añadiendo de forma alternativa leche o el jugo que habíamos guardado. Lo hacemos despacio para evitar los grumos. Vamos espesando poco a poco y cuando consigamos el espesor que queramos, añadimos el queso y las hierbas, mezclamos bien y retiramos. 


Yo ya había puesto orégano a la salsa de tomate casera que había hecho y que tenía envasada al vacío desde el verano, así que no añadí a la crema.


Montamos la lasaña usando un molde de plum cake o cualquier otro que tengamos en casa. Vamos alternando capas de berenjenas, carne muy apretadita y crema. Terminamos con una de berenjenas. Si quieres que te resulte más fácil desmoldarla, puedes poner papel vegetal en el molde y dejar que sobresalga un poco, así desmoldar será coser y cantar. Yo la dejé en el molde hasta el día siguiente que teníamos invitados y la desmoldé sin ningún problema. Luego sólo tienes que calentarla un poco en el horno, poner la crema por encima y gratinar.



Consejos 

  • No compres carne picada en el super, ve a tu carnicero de confianza y dile que te la pique.
  • Consúmela pronto porque la carne picada se oxida con mayor rapidez.

Artículo escrito por | Á. Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario