viernes, 22 de noviembre de 2013

Torta de almendra


La primera vez que probé esta torta me acababan de sacar una muela y solo podía masticar por un lado, pero la había traído una compañera de trabajo y no podía hacerle el feo de no probarla y aún así, me comí un buen trozo. Desde entonces tenía el antojo de volver a probarla y la Navidad pasada me trajo otra torta, que estaba igual de buena que la anterior, madre mía, qué cosa más rica. Y este año, por fin he conseguido la receta y me he puesto manos a la obra.

El resultado ha sido bastante satisfactorio, está riquísima, vamos que seguro que la vuelvo a hacer, porque no es nada difícil. Aunque el toque de la maestra es difícil de superar. Gracias por la receta.


Ingredientes


  • 250 g de almendras con piel, 1/2 vaso de aceite de oliva, 1/2 vaso de aceite de girasol, 2 cucharadas de matalaúva, 2 sobres de levadura, 1 cucharada de canela molida, 1 vaso de leche, 1 vaso de azúcar y dos vasos y medio de harina

Elaboración


Lo primero que hacemos es freír las almendras enteras con la piel en un cazo o sartén con aceite. Cuando estés doradas, las apartamos a un plato con papel absorbente y reservamos. Retiramos el aceite del fuego y le añadimos matalaúva.

Una vez esté frío el aceite, echamos todos los ingredientes en un recipiente grande y lo batimos todo hasta obtener una masa homogénea.

Machacamos la mitad de las almendras, las añadimos a la masa y removemos.

Preparamos una fuente para hornear, la engrasamos con aceite y agregamos la masa resultante. Machacamos la otra mitad de almendras que quedaba, en trozos no muy pequeños y cubrimos completamente.  Espolvoreamos con un poco de azúcar y lo introducimos en el horno a 200 ºC de 40 a 45 minutos.

Dejamos reposar durante unas horas hasta que enfríe para poder desmoldarlo cómodamente sin que se rompa. ¡Listo!


Consejos


  • Acompaña la torta con un café, té o infusión caliente
  • A ser una torta se suele deshacer bastante la masa, por lo que recomiendo comer a bocados, mejor que con cuchara, el sabor cambia bastante.

Artículo escrito por | Ikiya
Materia prima principal | Frutos secos y golosinas Josefina Hidalgo Aguilera


No hay comentarios:

Publicar un comentario