domingo, 8 de junio de 2014

Lasaña de carrillada con bechamel de coliflor


El otro día en la carnicería se me fueron los ojos hacia unas carrilladas de cerdo que tenían muy buena pinta, así que compré suficiente cantidad como para hacer carrillada y esta estupenda lasaña, que estaba muy rica. Y a los invitados debió de gustarles, ya que dejaron los platos como si fueran nuevos. Así que doble satisfacción para mi, porque siempre es un placer cocinar para los demás, me encanta que que la gente esté a gusto en casa. 

Es un plato muy completo y sano, por lo tanto es apto tanto para los deportistas como para los que se quieren cuidar un poquito, ya que la bechamel está hecha sin harina. 

Os dejo la receta, espero que os guste. 


Ingredientes (para 4 personas)


- Para el relleno:
- Para la bechamel de coliflor:

  • 10 gr aceite de oliva virgen extra, 15 gr cebolla, 300 gr ramilletes de coliflor, 100 gr leche desnatada, sal, pimienta, nuez moscada  y 2 quesitos descremados
- Para la lasaña:
  • 16 placas de canelones, carrillada desmenuzada, 3 de bechamel de coliflor, 1 cucharada de salsa de carrillada y queso para gratinar


Elaboración


Lo primero que debemos hacer es poner en remojo las placas de canelones, según las instrucciones del fabricante. 

Procedemos a elaborar la bechamel de coliflor, para ello vertemos el aceite en el vaso de la thermomix y programamos 3 min a temperatura varoma y velocidad 1. Añadimos la cebolla y la coliflor, cortados en trozos y programamos 7 min a temperatura varoma y velocidad 1 1/2. Incorporamos la leche y los condimentos y programamos otros 15 min a 100ºC y velocidad 1. Por último añadimos los quesitos y trituramos 20 sg a velociadad 5.

Ahora solo falta montar la lasaña. Para ello sacamos las carrilladas de la salsa y esperamos a que pierdan calor, desmenuzamos su carne con las manos en trozos pequeños y lo agregamos a un bol. Añadimos 3 cucharadas de bechamel de coliflor y una cucharada de la salsa de la carrillada y lo mezclamos todo. Ya tenemos preparado nuestro relleno. 

Para montar el plato ponemos en el fondo del plato salsa de haber cocinado las carrilladas, a continuación una placa de canelones, un poco de relleno, otra vez una placa de canelones y así sucesivamente hasta tener 2-3 pisos, terminando con la pasta. Sobre ésta ponemos la cantidad deseada de lasaña de coliflor y espolvoreamos con queso. Y por último gratinamos 5 minutos.

Una receta espectacular que si tenemos ya la carrillada cocinada nos ahorramos mucho tiempo. 

Besos. 


Consejos

  • Podéis hacerlas en porciones individuales, como yo, o en una única lasaña, como os venga mejor
  • A este plato le va genial un vino con cuerpo, como un Rioja Reserva, que potenciará bastante su sabor.


Artículo escrito por | Ikiya

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada