domingo, 20 de julio de 2014

Cómo preparar una buena sangría



¿Dónde ha quedado esa buena sangría casera? Hoy en día si pides una sangría en un bar te plantan el botellín ya preparado, que sabe a cualquier cosa menos a lo que tiene que saber. Sin embargo, pides un gin tonic y tardan "3 horas" en prepararlo. Por Dios, un respeto a la sangría, que es la bebida del verano por excelencia de origen español desde hace miles de años, no la sometamos a la aniquilación. 

Os voy a contar como la preparamos en casa, que es de la forma más tradicional que conozco. 


Ingredientes

  • 3/4 partes de vino, 1/4 parte de gaseosa blanca o de limón, 1/2 melocotón, 1/2 pera, 1/2 manzana, cáscara de 1 limón, cáscara de 1 naranja, 1 rama de canela y 2 cucharadas de azúcar

Elaboración


Cortamos toda la fruta en taquitos y la añadimos a una jarra, cortamos la cáscara de limón y de naranja y la agregamos a la fruta cortada. Incorporamos la rama de canela y el azúcar. 

Ya que tenemos toda la base preparada solo tenemos que añadir los líquidos. Primero agregamos el vino, como unas 3/4 partes de la jarra y a continuación rellenamos lo que queda de gaseosa. Esta proporción puede variar según el gusto de cada uno, pero a nosotros nos gusta así. 

Ya solo falta remover muy bien y dejar un par de horas en el frigorífico para que macere la fruta con la bebida. 

Espero que disfrutéis de esta rica bebida, que va perdiendo adeptos con el paso del tiempo.

Besos. 


Consejos

  • También puedes añadir otras frutas, como plátano, albaricoque, incluso gajos de limón y naranaja
  • Servir en un vaso con hielo, se toma muy frío
  • No uses un vino muy malo, merece la pena utilizar uno que tenga algo de calidad, no es necesario que sea un reserva, pero basta con un crianza o uno joven, pero por favor, no le pongas uno de cartón. 

Artículo escrito por | Ikiya


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada