domingo, 13 de julio de 2014

Gelatina de frambuesa


Si hay un postre sencillo, refrescante y rico es la gelatina de sabores. Está genial, porque es un postre muy ligero y digestivo. A mi en verano me encanta tener siempre en la nevera, por si me pica el gusanillo en el estómago, me como uno y me sacia un poco el habre. Solo contiene unas 60 kcal por 100 gramos. 

Al ser mayoritariamente agua, es un aperitivo muy hidratante. Se obtiene a partir de la hidrólisis del colágeno de la piel, cartílago, huesos y tejidos de animales y pescados. Por lo tanto protege los huesos y las articulaciones para prevenir lesiones articulares.

Así que ya sabéis que podéis llenar la nevera de gelatina fresquita.


Ingredientes

  • 1 bolsa de gelatina en polvo sabor frambuesa, 250 ml de agua fría y 250 ml de agua hirviendo


Elaboración


Es muy sencillo, lo haremos todo en 3 sencillos pasos: 

1. Disolvemos el contenido de la bolsa en el agua hirviendo, removiendo hasta su completa disolución.

2. Añadimos el agua fría y removemos.

3. Volcamos el líquido resultante en los moldes que vayamos a usar y dejamos enfriar en la nevera hasta que cuaje. 


Consejos

  • Podéis usar gelatina neutra y añadir zumo de frutas, así te ahorras los azúcares que puedan contener las gelatinas de sabores preparadas. 


Artículo escrito por | Ikiya

No hay comentarios:

Publicar un comentario