lunes, 14 de octubre de 2013

Empanadillas carbonara de queso



Esto de las empanadillas es todo un abanico de posibilidades, me encantan rellenas de cualquier cosa, dulces o saladas, ya os iré poniendo recetillas varias. En mi frigorífico siempre suele haber masa de empanadillas, porque son muy recurribles como canapé cuando vienen invitados a casa o como plato único acompañadas de una ensalada.

Espero que os animéis a hacer esta receta, porque os aseguro que os va a encantar y que la vais a hacer varias veces.

"La empanadilla se hizo popular en la televisión española gracias a un gag que realizó la pareja española Martes y Trece en las Nochevieja de 1986 titulado «Empanadilla de Móstoles», recreación de la llamada telefónica de una oyente al programa de radio Encarna de Noche, donde a través de diferentes cambios de información la conversación se hacía cada vez más delirante, sufriéndola la locutora, Encarna Sánchez, que llega a perder los nervios". (Wikipedia)



Ingredientes

  • 16 obleas de empanadilla, una tarrina de queso de untar tipo Philadelphia (unos 200gr.), 6 tiras de bacon, 2 cebollas medianas, 1 huevo, aceite, sal y pimienta.

Elaboración


Comenzamos a preparar el relleno. Cortamos las cebollas en trozos muy pequeños y las ponemos a dorar en una sartén con un poco de aceite de oliva, a fuego medio. Cuando la cebolla haya adquirido el tono transparente, añadimos el bacon, también cortado muy fino. Ahora añadimos el queso y removemos hasta mezclar bien todos los ingredientes y formar una salsa, debe quedar espesa y consistente. Ya solo falta corregir la sal y añadir pimienta al gusto.

Rellenamos la masa. Colocamos una pequeña cantidad del relleno en medio de la oblea, doblamos con cuidado y sellamos con ayuda de un tenedor, con mucho mimo y cuidado para que no se rompan. Vamos colocando las empanadillas en una bandeja de horno sobre una hoja de papel de hornear.

Cuando las tengamos todas colocadas, las pintamos con huevo batido para que al cocinarse tomen color dorado y brillante.

Por último introducimos en el horno durante 16-18 minutos a 200 ºC.

Cuando estén horneadas las sacamos y...¡¡Al ataqueeee...!!


Fuente de inspiración | Directo al Paladar


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada