jueves, 1 de agosto de 2013

Carrilladas al vino tinto‏



Está feo que yo lo diga, pero hago unas carrilladas riquísimas. El truco es bien fácil. Buena materia prima, mucho cariño y ninguna prisa. Yo le pido al carnicero que me las de enteras, creo que salen mucho más jugosas. Luego en casa le quito todas las telitas blancas y todos los trocitos de grasa y separo la parte más gordita y carnosa de la otra más fina y gelatinosa. Cada parte la preparo con una salsa diferente. La más gordita la hago de forma muy tradicional, al vino tinto, con mucha verdurita y sale de rechupete. 
Elegid el vino con cuidado porque es muy importante. Cuanto mejor sea el vino, mejor será la salsa. Un Crianza o un Roble que os guste estará bien. Yo en esta ocasión he usado un Ribera del Duero que se comercializa en Mercadona y que tiene un precio estupendo, Abadía Mantrús Roble 2009.

Ingredientes (para 4 personas hambrientas o 6 que se cuidan)

  • 1 kg de carrilladas, 2 cebollas grandecitas, 2 zanahorias, 1 pimiento rojo, 2 pimientos verdes (italianos) , 350 ml de vino tinto (si es buenecito, mejor), aceite, harina y sal

Elaboración

Cortamos toda la verdura muy pequeñita y la reservamos en un plato. Luego pasaremos la verdura por la batidora, así que tampoco importa demasiado el tamaño, pero a mi me gusta así. Salpimentamos las carrilladas, las pasamos por harina, las sacudimos para que suelten la que sobra y las doramos en la olla. Las apartamos y en ese mismo aceite pochamos muy bien toda la verdura durante unos 20 minutos, primero a fuego fuerte durante dos o tres minutos, añadimos sal, tapamos y luego bajamos a fuego suave.
Cuando las verduras están hechas, añadimos las carrilladas, mezclamos para que cojan un poco el sabor y añadimos el vino. Lo dejamos todo a fuego fuerte un par de minutos, con cuidado para que no se pegue. Luego bajamos a fuego suave y las tenemos un par de horas. 
Cuando estén listas pasamos todas las verduritas por la batidora para dejar una salsa muy finita. 
Para acompañar hice un puré de patatas sencillo, pero podéis poner arroz blanco, patatas fritas, hongos... Parecen muy entretenidas de hacer, pero es muy fácil. Lo más laborioso es cortar las verduras, pero si tenéis un robot de cocina o una thermomix es coser y cantar. Si no, un poco de musiquita buena y ¡a cortar!


Artículo escrito por | Ángela Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario