jueves, 15 de agosto de 2013

Helado de turrón blando casero


Bueno, esto de tener una heladera en casa es un lujazo y un vicio, no es por presumir, pero me ha salido un helado de turrón espectacular. Según nos cuenta Fifi, nuestra proveedora de frutos secos, el turrón es ahora cuando se hace para que los feriantes lo vendan en las ferias de los pueblos. Y yo que siempre había pensado que el turrón se empezaba a hacer para Navidad, pues me equivocaba. Por lo tanto ahora es cuando está más rico, recién hecho. 

El sabor de este helado me ha recordado a buenos momentos en familia. Cuando los helados eran aún artesanales, porque ahora se les nota (como a todo) que son industriales y no saben igual, sin embargo la receta que he elaborado tienen un sabor muy parecido a los helados de mi niñez. 

Esta receta la he encontrado en el blog de Recetas de Rechupete, a los cuál felicito, porque no he probado ningún helado tan rico como este, así que muchas gracias por compartir vuestras recetas con nosotros.

Ingredientes


  • 300 ml de leche aromatizada con limón y dos ramas de canela, 400 ml de nata para montar, 3 cucharadas de miel, 300 gr de turrón blando, 2 yemas de huevos grandes y un pellizco de sal

Elaboración


Lo primero de todo es preparar la leche aromatizada, para ello lavamos muy bien el limón y pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco que luego nos amargue el postre.

Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos la piel del limón y las ramas de canela. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos infusionando la leche. Reservamos.

A continuación comenzamos a preparar el helado. Podemos hacerlo con o sin heladera, el sabor es el mismo pero la textura distinta, la cremosidad es mayor con la heladera pero el sabor debe ser el mismo de las dos maneras. La base grasa de la leche entera impide la cristalización y al aportar la crema de leche o nata un 35% de materia grasa lograremos una textura extra cremosa.

Añadimos la nata líquida a la leche infusionada y calentamos a fuego bajo hasta que se temple.
Mientras separamos los huevos. Añadimos la miel a las yemas y batimos manualmente con unas varillas hasta que se quede como una crema. Partimos la mitad del turrón (una para la crema y otra para los tropezones) y cortamos en dados, los añadimos a la crema de leche-nata con las yemas, el azúcar y un pellizco de sal. Batimos todo muy bien hasta que los ingredientes estén bien integrados. Dejamos unos minutos a fuego lento y sin dejar de remover para que la crema se integre bien hasta que espese un poco (no debe llegar a hervir o se cortará).
Dejamos enfriar la crema de turrón completamente antes de meterla en un recipiente o tupper. Metemos toda la mezcla en la nevera. Debemos dejarla allí por lo menos tres horas antes de empezar a trabajar con ella.

- En heladera:

Si hacemos el helado con heladera tenemos que dejar la crema varias horas en la nevera y luego podremos mantecarlo. Mantecar es convertir la crema que tenemos en una especie de mantequilla donde debemos ir rompiendo los posibles cristales de hielo a través del movimiento e introduciendo aire a la mezcla, es el paso más importante para lograr nuestro objetivo: el helado cremoso. Introducimos el aire en la mezcla ya sea con el batido manual o con heladera.
Este método es mucho más fácil, sacamos la crema de la nevera y pasamos a la heladera que habremos tenido en el congelador durante 24 horas, y batimos la crema con la espátula de manera constante (así entra aire en la mezcla, con lo que los cristales son más pequeños y la mezcla más ligera). El proceso llevará de 15 a 30 minutos, dependiendo de la calidad de la heladera. Una vez que veamos que la crema empieza a mantecar añadimos los trozos de turrón que tenemos reservados para crear ricos tropezones en el helado. Si vemos que tarda en mantecar el truco es mantecar durante 15 minutos, volver a meter en el congelador todo (cubilete con el helado) otra media hora, y volver a repetir el proceso. Una vez que tengamos la mezcla mantecada, sólo tenemos que pasarla a un tupper y congelar hasta el día siguiente.

- Manualmente: 

Cuando hagamos el helado sin heladera debes tener la crema en la nevera unas tres horas y luego pasar al congelador otra hora más de reposo, finalmente estaremos otras dos horas y media removiendo el helado en el congelador cada poco tiempo para ir rompiendo la cristalización. Para removerlo lo sacamos y pasamos la crema a un bol de metal que previamente hemos tenido en la nevera, tiene que estar muy frío, y batimos con unas varillas para evitar la formación los cristales, ya que por mucha grasa que tenga la base del helado se pueden llegar a formar. Durante la primera hora debes hacerlo cada diez minutos, después cada treinta minutos y así unas tres veces. Luego dejamos definitivamente en el congelador hasta el día siguiente. Y ya tendremos nuestro helado de turrón.


Consejo

  • Cuidado que engancha


Fuente de información | Recetas de Rechupete
Artículo escrito por | Ikiya

No hay comentarios:

Publicar un comentario