lunes, 8 de julio de 2013

Bizcocho de las hermanas carmelitas de Sevilla




Hace unos días me dieron un vaso con masa madre de un bizcocho, junto con una receta de las hermanas carmelitas de Sevilla. Es una receta que se pasa a tres personas en cadena para desearles suerte, y el tiempo de elaboración es de 10 días. Sí, 10 días, parece surrealista, yo al principio pensé lo mismo, no me cuadraba mucho la idea, pero el experimento ha sido muy divertido, y el resultado ha sido un bizcocho espectacular. Creo que es el bizcocho más rico que he hecho en mi vida. Si es que el clero sabe lo que hace.

Y no penséis que es nada difícil, que solo hay que seguir la receta al pie de la letra y ya está.

Elaboración


Es una forma antigua de realizar un bizcocho, y conocido era la persona que te entrega el vaso con la masa madre te deseaba suerte y salud.

Se requieren 10 días para la elaboración sin usar batidora ni frigorífico u otros aparatos modernos.

La tradición dice que la masa madre te la tienen que dar, y empezar la elaboración el jueves, que hará que el bizcocho esté listo para el sábado de la siguiente semana.

1º jueves: Se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente y se añade un vaso de azúcar y otro de harina (no se mezcla)

2º viernes: Se mezcla con una cuchara

3º sábado: No se toca

4º domingo: No se toca

5º lunes: Se le añade un vaso de azúcar, otro de leche y otro de harina (no se mezcla)

6º martes: Se mezcla todo con una cuchara

7º miércolesNo se toca

8º jueves: No se toca

9º viernes: No se toca

10º sábado: Se aparta de la masa obtenida (masa madre) 3 vasos que se entregarán a 3 personas a las que se les desea suerte y salud.

Al resto de la masa madre se le añade:

2 vaso de harina, 1 vaso (ó 1/2 según el gusto) de azúcar,  1 vaso de aceite (girasol u oliva al gusto), 1 vaso de leche, 1 vaso de nueces o almendras picadas, 1 vaso de pasas sin hueso enharinadas previamente, 1 sobre de levadura, 2 huevos enteros, 1 manzana troceada, 1 pizca de sal, 1 pizca de canela, 1 pizca de vainilla y una pizca de ralladura de la cáscara de una naranja. 

Se mezcla bien con una cuchara y se mete al horno a 180º durante 40 ó 45 minutos.

El vaso que te dan se puede cambiar por otro más grande, pues al ser masa madre crece y se puede salir del que te han dado.

Suerte y salud a todo el mundo. 



Elaborado por | Ikiya

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada