martes, 7 de mayo de 2013

Puré cremoso de patata y coliflor con pimentón ahumado




Me encanta ir al mercado a comprar frutos secos, especias y algunas otras delicias. Estos productos los podemos encontrar también en los supermercados, es muy cómodo hacer toda la compra en el mismo sitio, sobretodo si no dispones de mucho tiempo, pero no tienen la misma calidad. Solo hay que probarlos para notar la diferencia. Por eso creo que merece la pena sacar algo de tiempo para comprar en los comercios pequeños de toda la vida en los que encontramos productos frescos, de calidad y económicos.

Hace unos días iba con la intención de comprar pimentón dulce, pero vi que tenían pimentón ahumado, y como soy la tonta de los ahumados, pues compré 100 g para probarlo, y nada más abrir el bote se desprendió un agradable olor que no conseguía quitarme de la cabeza. Desde entonces estaba deseando hacer alguna receta con este ingrediente.

Mi hermana me comentó que había hecho una vez esta crema de patata y coliflor. Ya la había probado con pimentón dulce, pero el ahumado le da un toque especial que me ha encantado.

Además le añadí unos cristales de sal de cebolla que terminan de bordar la receta.


Ingredientes


  • 2 patatas, 500 g coliflor, 1 cebolleta, 2 litros de agua, aceite, pimentón ahumado, sal fina y sal gruesa de cebolla.



Elaboración


Ponemos a calentar el agua en una olla, y cuando comience a hervir le añadimos una cucharada pequeña de sal y las verduras troceadas. Dejamos cocer durante 20 minutos. 

Mientras cortamos a taquitos la cebolla y la ponemos en una sartén con un poco de aceite a fuego medio. Dejamos que se vaya haciendo hasta que esté tierna y transparente. 

Colamos las verduras y reservamos el caldo. 

Añadimos en una cacerola las patatas y la coliflor cocidas junto con la cebolleta. Trituramos todo con la batidora y vamos añadiendo el caldo poco a poco hasta obtener la crema con la consistencia deseada. 

Ya tenemos lista la crema, ahora solo queda servir y decorar. 

Ponemos en un cuenco la crema, añadimos un poco de pimentón ahumado, unos cristalitos de sal gorda y unas gotas de aceite de oliva. Y listo!!

Espero que os haya gustado. 


Consejos

  • Si no tienes o no te gusta el pimentón ahumado, puedes usar pimentón dulce normal, pero te aseguro que el ahumado le da un toque espectacular.
  • La sal gruesa de cebolla es complicada de conseguir, puedes ponerle cualquier sal gruesa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada