martes, 21 de mayo de 2013

Tarta de limón con masa quebrada casera de almendra



Siempre he querido hacer masa quebrada casera, porque me encanta el sabor y aunque también se puede comprar ya hecha, está más rica y es más sana la que se hace en casa. Además se puede usar para muchas tartas como base. Es la primera vez que la he hecho pero seguro que la haré más veces. 

La receta la he seguido del blog "webos fritos", que me parece un blog espectacular, con fotos estupendas y recetas explicadas de maravilla. Gracias por compartir tus recetas con nosotros. 

Lo único que he cambiado ha sido que no le he puesto merengue, porque a los comensales que se la ha iban a comer no les gustaba. Pero la receta es fantástica y sale riquísima. Está genial como postre después de una comida copiosa. 


Ingredientes

- Para la masa:
  • 135 g de harina de repostería, 40 g de almendra molida, 100 g de mantequilla, 50 g de azúcar, aroma de vainilla (yo usé una cucharada de azúcar avainillado) y 1 huevo
- Para el relleno:
  • 100 g de azúcar, la piel de un limón, 150 g de zumo de limón, 3 yemas de huevo, 50 g de maizena y 350 g de agua


Elaboración

Comenzamos elaborando la masa quebrada de almendra. Para ello cortamos la mantequilla, muy fría, en dado pequeños. Hacemos un volcán con la harina dentro de un cuenco y añadimos todos los ingredientes, incluido el huevo. No debemos trabajar mucho la masa, lo justo para que se unan los ingredientes.

Hacemos una bola y la aplanamos un poco con el rodillo. Metemos media hora en el frigorífico envuelta entre dos films transparentes.

Engrasamos el molde, forramos el mismo con la masa y quitamos la masa sobrante pasando el rodillo por encima del borde. Pinchamos toda la masa con un tenedor y la metemos en el frigorífico durante 10 minutos. 

Recortamos un papel de hornear de la medida interior del molde y ponemos por encima unos garbanzos que tengamos para estos menesteres.

Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo.

Bajamos la temperatura a 180º y horneamos unos 15 minutos. Este tiempo será suficiente si la tarta se sigue horneando una vez puesto el relleno, pero si la tarta se rellena en frío puede necesitar hasta 5 minutos más de horno, ya sin las legumbres.

Ya que tenemos la base hecha procedemos a elaborar el relleno que en este caso es una crema de limón. 

Trituramos en un molinillo o batidora el azúcar con la piel del limón, solo la piel, sin parte blanca. 

Ponemos en un cazo el agua, el zumo de limón, las yemas, la maizena y el azúcar aromatizado con la piel del limón. Ponemos a fuego medio y batimos con unas varillas durante 10 minutos. No dejamos de batir para que no se os queme. En este paso paciencia porque al principio está muy líquido, y parece que no te va a espesar, pero al final espesa.
Dejamos templar y servimos encima de la masa quebrada ya horneada.



Consejo

Fuente | Webos fritos

1 comentario: